Hoy Noticia
Inicio ¿Quienes somos? Mapa del sitio Contactanos

Gracias, chulapa mía.   ...y que debe estar cerca. El mundo no es menos peligroso sin Steve Bannon en la Casa Blanca, sino todo lo contrario. En especial para nosotros: cualquier triunfo que pueda anotarse su principal rival en temas de economía, el asesor en jefe Gary Cohn, sería tomado como una afrenta personal para quien no disimuló su animadversión llenándolo de epítetos. Gary Cohn, junto con el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, y el secretario de Agricultura, Sonny Perdue, forman parte de los llamados globalistas que, en materia económica, se han opuesto de manera constante a las políticas sugeridas por el defenestrado estratega y su principal aliado, el director de la oficina de industria y comercio, Peter Navarro. El cambio en el equilibrio de fuerza fue reconocido, incluso, por los mercados financieros con el fortalecimiento de nuestra moneda tras el anuncio: la partida de Bannon significaría que los debates internos dejarían de contar con la fuerza del principal opositor a los acuerdos de libre mercado. Los debates internos, sí, pero no los externos. Steve Bannon no está manco, y tiene en sus manos una maquinaria portentosa —la traducción libérrima de a fucking machine— que está dispuesto a utilizar para cumplir con los planes que anunció desde un principio y cuya consecución ha seguido, puntualmente, en el pizarrón blanco que hasta hace unos días colgaba en su oficina. Bannon, en realidad, nunca tuvo entre sus fines la prosperidad de Estados Unidos, sino el desmantelamiento del “Estado administrativo” y su posterior refundación, como lo afirmó desde el primer momento: las políticas caóticas que han llevado a nuestro vecino —en menos de ocho meses— al borde de la GUERRA civil y, al mundo entero, al de la debacle nuclear, no dejarán de ser una prioridad para quien el arribo al poder no fue sino un medio, que no un fin. Ahora se siente recargado, se siente libre. Tiene las manos —de nuevo— sobre su arsenal, y se reconoce como Bannon El Bárbaro. Está dispuesto a aplastar a la oposición, con la maquinaria que construyó, y quiere regresar, sabiendo lo que ahora sabe, a rebobinarla. En sus propios términos. Y no es difícil adivinar hacia dónde enfocará sus baterías. Steve Bannon tiene una oportunidad única de descargar su furia contra sus principales adversarios ideológicos: los globalistas y los mexicanos —por su racismo beligerante, por su animadversión hacia la administración actual expresada en notas difamatorias, por la divergencia de intereses con Jared Kushner o, simplemente, por sus ambiciones hegemonistas. La primera ronda de negociaciones del TLCAN ha terminado en términos, hasta el momento, cordiales, y la segunda tendrá lugar en nuestro país del primero en ordinales al cinco de septiembre. Gulp. ¿Qué tanto estamos dispuestos a creer? ¿Qué tanto? La pregunta es inquietante. En este sentido, las acusaciones contra Rafa Márquez, quizá la figura pública más intachable hasta hace unas semanas, no sería sino el tiro de prueba que determina la distancia y el viento entre dos bajeles. En términos más claros, ha quedado demostrado que si hemos sido capaces de crucificar al capitán de la Selección Nacional, estaríamos dispuestos a lapidar a cualquiera. A cualquiera, y las consecuencias podrían ser inconmensurables. El timing es aterrador: el caso Lozoya, el informe presidencial, la ronda de negociaciones en México, un viaje a China de duración interminable. El Grito, Ayotzinapa, 2 de octubre. Las elecciones presidenciales en puerta. Escalofriante, más allá de filias y fobias. El ataque viene. Steve Bannon está dispuesto a cumplir con sus planes y ya no tiene un marco institucional que le detenga. Tiene los motivos, tiene las afrentas, tiene los recursos. La pregunta es, de nuevo, ¿qué tanto estamos dispuestos a creer? Columnista:Víctor BeltriImágen Portada:Imágen Principal:Send to NewsML Feed:0

DPA Seúl / Berlín Estados Unidos y Corea del Sur comenzarán ejercicios militares conjuntos por once días a partir de hoy lunes, a pesar de las amenazas proferidas por Corea del Norte, confirmaron ayer fuentes oficiales estadounidenses. En los ejercicios de simulación de GUERRA por computadora participarán 50 mil soldados de Corea del Sur Continúa leyendo EU y Corea del Sur anuncian nuevos ejercicios militares conjuntos desde hoy

Es casi imposible que el exestratega de Donald Trump, el recién renunciado Steve Bannon, y el New York Times coincidan en algo, pero lo cierto es que ambos, cada uno desde su perspectiva, han asumido un juicio lapidario: la administración Trump, como dijo Bannon, está acabada. El NYT publicó en su editorial que Estados Unidos es “una nación liderada por un príncipe de la discordia que parece divorciado de la decencia y del sentido común”. Para el matutino “la pregunta más profunda para los seguidores que le quedan no es política sino moral: si continuarán siguiendo a alguien que está alienando a la mayoría del país con su apoyo a los extremistas”. Si la administración Trump ha sido hasta ahora lamentable en término de objetivos y logros, lo ocurrido en los últimos días, luego de las manifestaciones de supremacistas y nazis en Virginia no deja lugar a dudas: Trump ha roto con los principios más elementales de un mandatario estadunidense, sea conservador o liberal: el principio de la búsqueda de la unidad nacional, aunque sea en momentos forzada, incluso formal. Trump ha buscado romper con ello en forma consciente, ha defendido a los supremacistas y los nazis equiparando con ellos a sus oponentes que, en realidad lo que hacían era defender las propias leyes de EU. Olvidó que su país libró una GUERRA contra el nazismo y antes una GUERRA civil brutal para librarse de la esclavitud y terminó defendiendo al sur esclavista y a sus figuras simbólicas, con el general Lee. No se recuerda que un presidente de EU haya sido felicitado tan eufóricamente por el Ku Klux Klan como lo fue Trump después de sus controvertidas declaraciones. Ni tampoco que haya logrado que republicanos y demócratas coincidieran en distanciarse del Presidente. Trump, que sigue colmando de insultos en sus tuits a Hillary Clinton, su rival en las elecciones de noviembre, no tiene ni la respetabilidad de Eisenhower ni el carisma y visión de Kennedy. Tampoco la capacidad política de Johnson ni la astucia y experiencia de Nixon. No es ni siquiera un tipo prudente, como lo fue Ford ni tampoco un casi idealista como Carter. No tiene la capacidad de unir que tuvo en su momento Reagan ni la visión global de Bush padre. No es un hombre capaz de construir una agenda de largo plazo como Clinton y ni siquiera ha mostrado el respeto que tuvo Bush Jr. por la posición que ocupaba. Su rencor frenético contra Obama se reflejó desde siempre en su discurso, pero ya hemos visto que tampoco desde la Casa Blanca cambia, porque se basa en un ADN racista.      No se trata ni siquiera de la agenda política. Los once presidentes que lo antecedieron fueron liberales algunos, conservadores otros, partidarios del libre comercio o relativamente proteccionistas. Algunos apostaron por la GUERRA y otros por los derechos humanos. Algunos creían en la tolerancia y otros simplemente la soportaban. Pero ninguno de ellos, ni los más duros como Nixon o Bush Jr. ni mucho menos Reagan, apostaron a dividir a su sociedad. Ése es el mayor pecado de Trump y lo que lo lleva hoy a vivir, apenas seis meses después de asumir el poder, por una crisis de la que difícilmente se podrá librar en el futuro. No es una crisis política (que lo es por consecuencia), sino una crisis moral. Es increíble que el presidente de EU no se hubiera podido deslindar de nazis y supremacistas, y que por el contrario, con sus declaraciones en Nueva York, terminara tratando de legitimarlos. Quién sabe cómo concluirá la administración Trump, pero probablemente el daño está hecho, la división interna de EU se ha profundizado y su rol en el mundo acotado. La reacción de Trump a los atentados en Barcelona lo demuestra: una respuesta burocrática es mejor que el silencio, pero ésta no puede reemplazar una respuesta política de fondo, de solidaridad con una Europa de la que se ha distanciado inútilmente. Para México (y para el mundo), esa crisis política y moral llega en un mal momento. En plena negociación del TLCAN, y con muchos temas de agenda, algunos de los cuales pueden servir para que Trump se cuelgue de ellos para tratar de recuperar legitimidad. Decíamos en este espacio que en la negociación del TLCAN no hay que prestar demasiada atención a los tuits y declaraciones de Trump, sino a las propuestas reales que estén sobre la mesa y en papel. No siempre la administración va de la mano con los exabruptos en redes sociales. Pero la situación no deja de ser delicada, porque ante la crisis, la tentación de dar un golpe de timón será muy fuerte y México puede ser víctima propiciatoria. Quedan, sin embargo, espacios importantes: la política de la administración, insistimos en ello, no es necesariamente la del Presidente. México tiene en esa administración dos buenos interlocutores: el general John Kelly y el yerno del presidente, Jared Kushner. Y la negociación del TLCAN, para bien o para mal, estará hecha por profesionales. Los despropósitos migratorios difícilmente podrán cumplirse y la cooperación en seguridad, con todos sus altibajos, transita también por vías institucionales (en un marco de profundo enfrentamiento de Trump con sus propios organismos de seguridad). El daño, insistimos, es moral: es la división, la capacidad de ahondar heridas, e incluso de arrojar sal sobre ellas, dentro de Estados Unidos, pero también con sus aliados e incluso con sus adversarios. Ése es el verdadero peligro. DE MAULEÓN; OPERADORES Muchos periodistas recibimos amenazas. En ocasiones no vale la pena consignarlas. Puede ser contraproducente. Pero la ola de amenazas contra nuestro compañero Héctor de Mauleón trasciende incluso en el enfermizo ambiente que vivimos en México. Quienes lo amenazan son narcomenudistas ligados al poder político. Si se sigue la pista de las amenazas desde que iniciaron, se tiene a los responsables. No es una persona, es una red y con ella hay que acabar. Un abrazo solidario para Héctor. Dos muy buenos operadores del PRI estrenan responsabilidad: Ernesto Nemer como presidente del tricolor en el Edomex y el regiomontano Rogelio Cerda en la Profeco, donde estuvo Nemer. Ese partido se prepara para el 2018. No hay que subestimarlo. Columnista:Jorge Fernández MenéndezImágen Portada:Imágen Principal:Send to NewsML Feed:0

Lo he escrito en estas páginas y lo reitero, la simplificación del terrorismo es una de las cosas que más miedo me producen, valga el cumplimiento del objetivo de los terroristas. Pero el uso de cosas tan comunes como un auto o una camioneta para acabar con la vida de los “enemigos” de un Dios, que a su juicio requiere de una cuota de sangre, es escalofriante. De las Torres Gemelas, donde la ejecución de un plan cuidadosamente elaborado acabó con la vida de miles y un símbolo del capitalismo, a la gota que no cesa y que cada vez, y ahora más frecuentemente, mata a decenas, pero con una simplicidad pasmosa. En Barcelona, en esas Ramblas que encarnaban un único peligro, el de ser despojado de un celular o de un bolso por algún vivales, a los gritos y estertores que presagian el fin de la existencia. Ese paseo para turistas que en sus costados tiene edificios hermosos, el sabor catalán en pleno. Donde a escasos pasos se encuentran restaurantes emblemáticos como Los Caracoles, un lugar de tradición visitado por artistas y políticos, cuyo platillo estrella es precisamente la cazuela de barro hirviendo con caracoles, y que su característica es que se accede desde la cocina, donde bajo un concierto de gritos y cantantes de comandas se crea la magia gastronómica, al comedor. Fueron 14 las personas que perdieron la vida, entre ellas, un niño. Los responsables, los de siempre, un grupo de imbéciles que reivindican un Estado Islámico, que no es “Estado” y menos islámico. Los Mossos d’Esquadra, la policía catalana, a tiempo pudieron evitar una tragedia de mayores dimensiones, desmantelaron la célula que pretendía, como acto final, estrellar un camión repleto de tanques de butano contra, presumiblemente, la Sagrada Familia, catedral obra maestra de Gaudí y que es visitada anualmente por millones de personas. Las consecuencias de esta pretendida barbarie son de pronóstico reservado y de sangre garantizada. La violencia es carta común en este revuelto mundo. La idiotez de los líderes del mundo la alientan. Los casos de tontos como Trump, de canallas como Putin y de vividores como Kim Jong-Un, tienen entretenido al mundo viendo cómo juegan a las vencidas con el botón nuclear y nuestras vidas al tiempo. Los atentados que hemos presenciado con autos y camionetas, que empezaron un 14 de julio en Niza, se pueden repetir prácticamente en cualquier lugar del mundo, lo grave es que cualquier precaución que se tome es insuficiente, porque ésta no acabaría en una molestia y una demora en el abordaje de un vuelo, sino en la drástica modificación del estilo de vida que hoy disfrutamos producto de la evolución. El uso del auto, hoy en día, es tan común en muchos países, es como pasar a un sanitario. Cualquier  restricción sería  inaceptable, justamente parte de lo que buscan los organizadores de esta salvajada, obviamente, objetivo totalmente ajeno a los borregos que mandan al matadero, convencidos de que Alá es grande. Me pregunto, dónde radica la esencia del mal, de ese mal global y divino, del mismo que se enquista en un país y se vuelve micro, desarrollándose en una sociedad, empresa, familia o grupo de amigos. Sin duda, es la misma raíz. El mal y el dañar a otro debe tener el mismo origen, aunque distinta causa. El origen es la falta de raciocinio, la falta de amor, la estupidez o el vicio, cualquiera que éste sea: fanatismo, codicia, pasión, excesos, en general, la falta de escrúpulos. Las causas pueden ser diversas, pero siempre rayan en la obtención de algo de la forma más egoísta, sin importar a quién y cómo se dañe. Esto es lo que nos tiene como humanidad al borde de la desaparición y no exagero, las tensiones nucleares, el regreso a la GUERRA Fría y el daño ambiental son pruebas irrefutables de mi dicho. Pero aún hay un tipo peor de malhechor, el pendejo que daña sólo porque no tiene qué hacer o sólo por compensar su vida vacía y frustrada, ese tipo de “maldosos”, pírricos villanos de antifaz intelectual, la vida les depara sorpresas. Les cobraron por adelantado con vidas patéticas, en las que no recuerdan ni sus actos irreflexivos, pero el señor futuro los espera para ajustar cuentas, sino al tiempo. Siempre se puede ayudar al futuro en dado caso. Ante este sombrío panorama internacional, me encuentro una noticia esperanzadora, precisamente en nuestro país, una noticia que me llena de ilusión, me regresa la fe en las personas y el amor que nos debemos como país, ese amor que es el único capaz de reconstruir nuestra esencia, de restañar el tejido social. Un hombre que presenció el secuestro de una niña y siguió a los captores hasta poder avisar a las autoridades del plagio. Por esta acción cayeron los cinco secuestradores, y la pequeña hoy puede dormir en casa. Hubo un riesgo, pero calculado, que permitió que la acción de este héroe anónimo cambiara de forma radical la vida de una familia. Gracias en nombre de mi país a este hombre. Si todos los mexicanos estuviésemos dispuestos a arriesgarnos por el de enfrente, ya ni siquiera correr un riesgo, de estar pendientes del vecino, familiar o compañero, este país tendría un futuro brillante y prometedor. Si tan sólo estuviéramos dispuestos a construir, proponer, alimentar la vida de los demás, siendo impecables con algo tan sencillo como denunciar, si así es el caso, y siendo impecable con la boca, estaríamos salvados, mientras nos gane, y me incluyo, la inquina estéril, no hay esperanza. El Estado Islámico no es tan peligroso como el estado de extravío.   Columnista:Francisco ZeaImágen Portada:Imágen Principal:Send to NewsML Feed:0

México.- Con un llamado a la unidad, a que ciudadanía y autoridades defiendan la justicia, la igualdad y la democracia, el Museo Nacional de las Intervenciones (MNI) conmemoró hoy el 170 Aniversario de la Batalla de Churubusco. Con gaitas, caballos, bandas de GUERRA, elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (SDN) y una []

La actriz recibió la presea “Jaguar de Oro” durante el Festival Internacional de Cine de Mérida y Yucatán

Un Destructor de la Marina de los Estados Unidos se impactó contra un barco que transportaba combustible.

Reportan 10 marinos desaparecidos y cinco heridos tras la colisión al este de Singapur. Es el segundo accidente en dos meses de un buque de GUERRA de Estados Unidos La entrada Choca buque destructor de EU con barco petrolero aparece primero en Periódico Correo.

Reuters SINGAPUR/WASHINGTON Diez marineros están desaparecidos después de que un buque de GUERRA estadunidense chocó el lunes con un tanquero petrolero al este de Singapur, informó la Armada de Estados Unidos, en el segundo accidente en aguas asiáticas en poco más de dos meses. El destructor de misiles guiados USS John S. McCain colisionó con el buque mercante Alnic MC mientras se dirigía a Singapur para una llamada de puerto de rutina, dijo la Armada en un comunicado. Los reportes iniciales indican que el John S. McCain sufrió daños en su popa", dijo la Armada estadunidense. "Hay actualmente 10 marineros desaparecidos y cinco heridos", añadió. Se está llevando a cabo una misión de búsqueda y salvamento que involucraba a buques, helicópteros y remolcadores de Singapur, así como aviones de la Fuerza Naval de Estados Unidos. El buque de GUERRA estaba navegando rumbo al puerto, dijo la Armada estadunidense. El Alnic MC, de bandera liberiana, es un tanquero de carga petrolera o química de 183 metros de largo y de 50,760 toneladas de peso muerto, según datos de transporte naval de Thomson Reuters Eikon. Las vías fluviales alrededor de Singapur son algunas de las más transitadas y más importantes del mundo, y por ellas navega alrededor de una cuarta parte del comercio mundial de bienes y petróleo.   Contenidos Relacionados:Buque destructor de EU se estrella contra barco mercante en SingapurReportan siete desaparecidos tras choque entre destructor de EU y cargueroChoca destructor de EU con carguero en Japón

El "USS Indianapolis" que se perdió en el mar fue encontrado en el Océano Pacífico

Notimex El Rally de Alemania culminó para el piloto mexicano Benito GUERRA con un grato sabor de boca por lo realizado dentro de la categoría WRC2, a lo largo del fin de semana, en especial lo hecho este...El Rally de Alemania culminó para el piloto mexicano Benito GUERRA con un grato sabor de boca por lo realizado dentro de la categoría WRC2, a lo largo del fin de semana, en especial lo hecho este domingo, donde tuvo su mejor actuación del fin de semana.“Hoy rodamos mucho mejor que lo que hicimos en los dos días previos, la verdad todos los pilotos estuvieron haciendo buenos tiempos y nosotros no nos quedamos atrás, la diferencia en los tiempos con la punta fueron los naturales, pero aun así destacamos este domingo con nuestro trabajo”, dijo GUERRA, quien acabó a seis segundos del líder en la categoría WRC2.La dupla de GUERRA y su navegante, el español Dani Cué, fueron de menos a más durante los tres días que duró el rally, ya que tuvieron que batallar durante el viernes y sábado, y eso Los dejó fuera del podio, pero el domingo la tripulación marchó mejor y fue más competitiva, por lo que se van satisfechos con la jornada de hoy.“Este fin de semana fue de mucho aprendizaje, correr todos los tramos y sin chocar fue lo óptimo, lo pronosticado se cumplió, pero el domingo nos dimos cuenta que podíamos rodar mucho mejor y lo aprovechamos, este trabajo nos da datos para planear mejor las carreras, y los puntos nos ayudan en el campeonato”, aseguró Benito.Adelantó que tendrán una junta importante dentro del equipo con miras a la siguiente carrera, ya que están seguros que afinando algunos detalles los colocará dentro del podio en las siguientes carreras  y esto los preparará para ser el equipo a vencer en la temporada siguiente.

Tu publicidad aqui

Patricia Rosas Lopátegui CIUDAD DE MÉXICO Hace 20 años, en el verano de 1997, visité a Elena Garro y a su hija Helena Paz. Vivían en su departamento de la calle Manantiales 10, en la colonia Chapultepec, en Cuernavaca. Durante nuestros encuentros conversamos siempre inmersas en los parajes de la memoria, viajando por el tiempo sin tiempo en el que residían madre e hija. Ingresar a esa dimensión implicaba participar en su mundo poblado de fantasmas. Era como entrar a la tumba o escenario de Un hogar sólido (1957). Por supuesto que yo no ponía ninguna resistencia. Ya Elena Garro me había cautivado en 1976 cuando leí por primera vez Los recuerdos del porvenir (1963); ya sabía del poder de su palabra, de la grandeza de su literatura, de su posición crítica e irreverente en contra de la autocracia y, desde luego, de que todo “lo increíble es verdadero” (La culpa es de los tlaxcaltecas, en La semana de colores, 1964). En una ocasión, yo llevaba unos aretes con turquesa y Helena Paz los halagó. La piedra azul, como la magdalena de Proust, la llevó a recordar La dama y la turquesa (Andamos huyendo, Lola, 1980). “¿Sabes, Patricia? Es uno de los cuentos de mi mamá que más me gustan”. Elena Garro agregó: “Sí, el de la señora que perdió su memoria...”. En los años 50 y 60 la autora de Felipe Ángeles (1979) se enfrentó al totalitarismo del Partido Revolucionario Institucional (PRI); combatió a favor de los campesinos despojados de sus tierras; criticó el “izquierdismo de café” de los intelectuales coludidos con el erario para recibir prebendas, y se unió a la lucha de Carlos Alberto Madrazo, el tabasqueño que intentó reformar el sistema político mexicano. La reacción de los oligarcas no se hizo esperar. Ambos fueron acusados de conspiradores, de encabezar un complot comunista para derrocar al gobierno y de instigar y patrocinar el movimiento estudiantil. Desde la cúpula del poder se orquestó una farsa para culparlos de la masacre en Tlatelolco, perpetrada por las fuerzas armadas del régimen, el 2 de octubre de 1968. Ni Estados Unidos ni el presidente de México, Gustavo Díaz Ordaz, y sus colaboradores, podían permitir que se pusieran en juego sus intereses. Eran los años de la GUERRA fría y la GUERRA sucia... Por lo tanto, las fuerzas opresoras echaron a andar su maquinaria y los eliminaron: a Madrazo en un crimen de Estado, manipulado como “accidente” aéreo, el 4 de junio de 1969, y a Elena Garro mediante el descrédito, la difamación, la burla, el silenciamiento... Fue cuando la dama de la turquesa perdió su memoria... Pero no la perdió. Hoy, en su aniversario luctuoso que se cumple este martes, publico un segmento de una entrevista que sostuve con ella y su hija en aquel verano, para retomar su memoria lúcida, su agudeza y su visión crítica. A través de estas líneas se puede leer Benito Fernández, la obra de Elena Garro en donde retrata la historia, la idiosincracia, el racismo y el clasismo de México que aún persisten. Patricia Rosas Lopátegui, Elena Garro y Helena Paz, verano de 1997.   BENITO FERNÁNDEZ Patricia Rosas Lopátegui: A mí me gustaría que me dijera cómo surgió Benito Fernández, una obra tan chistosa, en donde usted capta tan bien la realidad mexicana, el humor mexicano, en donde todo es ironía, ¿se acuerda? Elena Garro: Sí, me acuerdo. Helena Paz: Julián, el vendedor de cabezas. La cabeza rubia, ojos azules... PRL: Todo mundo quiere esa cabeza. EG: Sí, porque en México lo elegante es ser rubio, o era, yo no sé si habrá cambiado. PRL: Sigue siendo... Pero el recurso... ¿Cómo se le ocurrió el elemento, el vendedor de cabezas, ¿cómo se le ocurrió Benito Fernández? EG: Me acuerdo muy bien. Tengo un amigo que se llama Tomás Córdoba. Yo viví mucho tiempo fuera de México. Cuando volví, lo encontré casado y con una niña chiquita, muy bonita, una güerita muy linda, que me hacía mucha gracia porque decía muchas palabrotas. Entonces, me mandó Octavio (Paz) a ver a Fernando Benítez, que era el director de La Cultura en México del Siempre!, para que le corrigiera no sé qué cosa. Y llegué con la niña. Y él: “¡Ay, qué bonita hijita tienes!”. Dijo, así. Y la niña le dijo: “No seas tarugo”. A mí me entró mucha risa, pero él se enfadó. Y cada vez que él decía algo, así muy doctoral, la niña lo corregía... Y le decía: “Hijo de la chingada...”. Entonces me dijo: “¡Qué barbaridad!, mejor llévate ya a tu hija”. “No es mi hija”, le dije. “Sí, sí es tu hija, cómo no. Se nota enseguida por lo malcriada”. Bueno. Nos fuimos las dos. Y en la noche llegó Tomás, el papá de la niña y dijo: “Oye, este Fernando llegó a Sanborns —porque allí desayunaban todos los intelectuales— y dijo que tenías una hija odiosa, que le había mentado la madre, que no sé qué”. Y yo le dije: “Te equivocas, no es hija de Elena, es mi hija, ella la llevó”. “Ay, pues qué niña tan grosera, hay que cambiarle la cabeza, hay que ponerle la cabeza de una niña decente”. Y yo dije: “Al que hay que cambiarle la cabeza es a él”, y de allí salió... Y al día siguiente llegó Octavio, y me dijo: “Oye, ¿que llevaron a la hija de Tomás e insultó a Fernando?”. Dije: “Ay, qué mentecato. ¿Cómo toma en cuenta a una niña de cinco años?”. PRL: Oiga, doña Elena, esa niña es a la que usted le dedica la obra, a una niña Claudia... EG: Sí, a Claudia Córdoba. HP: ¿Qué se habrá hecho? EG: Quién sabe. Qué linda era, ¿verdad? PRL: Yo digo en la última frase de mi trabajo sobre Benito Fernández (en Yo quiero que haya mundo... Elena Garro 50 años de dramaturgia, Porrúa, 2008) que el final es apocalíptico porque aparece una lluvia de cenizas y todo desaparece, lo único que queda en escena es el letrero que dice: “Cómprese una cabeza y sabrá quién es”. Que es irónico, mientras compremos cabezas, no reconozcamos quiénes somos, nunca vamos a saber realmente quiénes somos. Usted nos dice que si no aceptamos la pluralidad de razas y culturas, vamos a destruirnos. Yo creo que usted reafirma a Einstein quien dijo: “La creación del poder atómico ha cambiado todo, excepto nuestra manera de pensar... la solución a este problema se encuentra en el corazón de la humanidad”. EG: Es cierto. PRL: Porque es un racismo desmesurado. Aquí no queremos ver a nuestro pueblo indígena, que se está muriendo de hambre. La burguesía no lo quiere ver... EG: Pero no ha querido nunca, nunca. Pasan junto a ellos como si fueran piedras del camino. No los ven. PRL: Es como cuando Benito Fernández anda buscando una cabeza de alcurnia y Julián le ofrece una de un héroe de la Independencia. Benito la rechaza porque para él un grupo de herejes como él destruyeron a los Fernández. Entonces Julián esconde la cabeza. Y dice: “Tiene razón, tiene razón, señora, le queda muy grande al joven”. Porque Benito es un tonto, es un racista que cree en la raza pura blanca, que no existe... HP: Es el pretencioso, el ridículo. La rabia que le habrá dado a Fernando Benítez. PRL: ¿Él se habrá visto aludido? EG: Sí, sí, claro, y fue a ver a Octavio para decirle que le rogaba que yo no publicara esa obra. HP: Él, Fernando Benítez, decía: “Yo soy blanco puro...”. Estábamos una vez con Cristóbal Rojas en Sanborns, un señor que defendía a los campesinos con mi mamá. Y Fernando dijo: “Qué te pasa, estás perdida, los indios mugrosos son el lastre de México. A mí me dan pavor. Ay, qué horror. Me acaban de operar en un hospital. ¿Tú crees que me hayan sacado el corazón?”. El pobre Cristóbal Rojas estaba así... (Hace una expresión de horror e indignación) PRL: ¿Y ésta es la inteligencia mexicana? EG: También Pedro Gallardo me lo dijo. Un líder campesino del norte. “¿Este maricón es un intelectual? ¿De los que usted nos quiere traer? Le rompo la madre. Que se me quite de enfrente”. HP: Son unos hipócritas porque juegan el doble juego. Es lo peor. El tipo que dice por escrito: “Yo soy racista”, y tiene el valor de decirlo: “Yo soy racista”, bueno, se le respeta. Pero éstos juegan el doble juego: chingan a los indios, pero ante el público son los salvadores. Qué asco. ¿Te acuerdas de la mujer (se refiere a Victoria en Benito Fernández) que quiere cabezas de negros para adornar su bar? Bueno, después hubo una discoteca en México que se llamaba Safari, con adornos de negros por todas partes, la discoteca más cara de México. Yo leí Benito Fernández muchos años después de que mi mamá la escribiera y yo le dije: “Oye, mamá, aquí está el Safari”. La discoteca tenía cabezas de negros como ceniceros, decoraciones de negros en las paredes, una discoteca para “niños bien”. PRL: ¿Eso en qué año fue? HP: En los 60. PRL: Pero tu mamá escribió esta obra en 1957. Es una premonición. Todas sus obras son premonitorias. Porque tiene una agudeza para retratar a la sociedad y al ser humano única... (Benito Fernández padeció la censura, se publicó en 1981. Véanse: Un hogar sólido, Felipe Ángeles y Benito Fernández, en Obras reunidas II. Teatro. FCE, 2009). El tema del movimiento estudiantil del 68 se explora en El asesinato de Elena Garro. Periodismo a través de una perspectiva biográfica, (2a. ed. aumentada, UANL, 2014).

Redacción de NTVMás noticiasMundo Se trata del USS Indianapolis, que en su oportunidad transportó los elementos con que se fabricó LA BOMBA NUCLEAR DE HIROSHIMA: Ciudad de México.- El USS Indianápolis, barco de la Armada estadounidense, fue encontrado después de haber sido hundido por un submarino japonés en el Océano Pacífico, durante la II GUERRA Mundial, según una nota publicada hoy en la BBC Mundo. Fue este mismo domingo que se dio a conocer el hallazgo por parte del equipo que participó en su búsqueda. La nave se encontró a 5. 5 metros de profundidad en el mar. Este barco fue destruido cuando regresaba de una misión secreta, que era transportar las partes que luego servirían para armar la bomba nuclear que cayó sobre la ciudad japonesa de Hiroshima, y fue destruido el 30 de julio de 1945, por un torpedo japonés en el mar de Filipinas. La nave fue destruida el 30 de julio de 1945 por un torpedo lanzado por un submarino japonés en medio del mar de Filipinas, se hundió en 12 minutos y solo sobrevivieron 316 efectivos de los más de mil que ahí viajaban; aseguran que el número de decesos se debió a la falta de un llamado de emergencia. El equipo que encontró el crucero militar fue liderado por Paul Allen, uno de los fundadores de Microsoft. "Poder honrar a estos hombres valientes del USS Indianápolis y sus familias con el descubrimiento de esta embarcación que jugó un papel fundamental en la II GUERRA Mundial es una experiencia de verdadera humildad", dijo. El navío fue encontrado el 18 de agosto, justo en la región específica donde se hundió y tras una investigación exhaustiva por el equipo liderado por Allen. El USS Indianápolis es conocido por su misión final, que consistió en llevar partes para la bomba atómica que luego Estados Unidos lanzó sobre Hiroshima, así como el uranio enriquecido empleado para causar la reacción nuclear.

El presidente de EU emitirá un mensaje al pueblo norteamericano este lunes a las 21:00 horas dodnde dará a conocer el camino a seguir en estas regiones del mundo

El Universal/La Voz de Michoacán EUA. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, explicará este lunes, desde la base militar de Fort Myer (Virginia), la nueva estrategia de GUERRA estadounidense respecto a Afganistán y el sur de Asia, informó hoy la Casa Blanca. Trump se dirigirá a las tropas de nuestra Nación y al...

Tu publicidad aqui
Tu publicidad aqui
Tu publicidad aqui
Tu publicidad aqui

 

Hoy Noticia es un directorio de noticias cuya información es generada por diversos medios de comunicación, mostrando únicamente una breve descripción del contenido con su link de referencia al portal de su autoría, respetando así cada uno de los créditos correspondientes con la información que aquí se muestra.

Hoy Noticia, NO es autor, NI responsable de los contenidos de este portal.