Hoy Noticia
Inicio ¿Quienes somos? Mapa del sitio Contactanos

Es casi imposible que el exestratega de Donald Trump, el recién renunciado Steve Bannon, y el New York Times coincidan en algo, pero lo cierto es que ambos, cada uno desde su perspectiva, han asumido un juicio lapidario: la administración Trump, como dijo Bannon, está acabada. El NYT publicó en su editorial que Estados Unidos es “una nación liderada por un príncipe de la discordia que parece divorciado de la decencia y del sentido común”. Para el matutino “la pregunta más profunda para los seguidores que le quedan no es política sino moral: si continuarán siguiendo a alguien que está alienando a la mayoría del país con su apoyo a los extremistas”. Si la administración Trump ha sido hasta ahora lamentable en término de objetivos y logros, lo ocurrido en los últimos días, luego de las manifestaciones de supremacistas y nazis en Virginia no deja lugar a dudas: Trump ha roto con los principios más elementales de un mandatario estadunidense, sea conservador o liberal: el principio de la búsqueda de la unidad nacional, aunque sea en momentos forzada, incluso formal. Trump ha buscado romper con ello en forma consciente, ha defendido a los supremacistas y los nazis equiparando con ellos a sus oponentes que, en realidad lo que hacían era defender las propias leyes de EU. Olvidó que su país libró una guerra contra el nazismo y antes una guerra civil brutal para librarse de la esclavitud y terminó defendiendo al sur esclavista y a sus figuras simbólicas, con el general Lee. No se recuerda que un presidente de EU haya sido felicitado tan eufóricamente por el Ku Klux Klan como lo fue Trump después de sus controvertidas declaraciones. Ni tampoco que haya logrado que republicanos y demócratas coincidieran en distanciarse del Presidente. Trump, que sigue colmando de insultos en sus tuits a Hillary Clinton, su rival en las elecciones de noviembre, no tiene ni la respetabilidad de Eisenhower ni el carisma y visión de Kennedy. Tampoco la capacidad política de Johnson ni la astucia y experiencia de Nixon. No es ni siquiera un tipo prudente, como lo fue Ford ni tampoco un casi idealista como Carter. No tiene la capacidad de unir que tuvo en su momento Reagan ni la visión global de Bush padre. No es un hombre capaz de construir una agenda de largo plazo como Clinton y ni siquiera ha mostrado el respeto que tuvo Bush Jr. por la posición que ocupaba. Su rencor frenético contra OBAMA se reflejó desde siempre en su discurso, pero ya hemos visto que tampoco desde la Casa Blanca cambia, porque se basa en un ADN racista.      No se trata ni siquiera de la agenda política. Los once presidentes que lo antecedieron fueron liberales algunos, conservadores otros, partidarios del libre comercio o relativamente proteccionistas. Algunos apostaron por la guerra y otros por los derechos humanos. Algunos creían en la tolerancia y otros simplemente la soportaban. Pero ninguno de ellos, ni los más duros como Nixon o Bush Jr. ni mucho menos Reagan, apostaron a dividir a su sociedad. Ése es el mayor pecado de Trump y lo que lo lleva hoy a vivir, apenas seis meses después de asumir el poder, por una crisis de la que difícilmente se podrá librar en el futuro. No es una crisis política (que lo es por consecuencia), sino una crisis moral. Es increíble que el presidente de EU no se hubiera podido deslindar de nazis y supremacistas, y que por el contrario, con sus declaraciones en Nueva York, terminara tratando de legitimarlos. Quién sabe cómo concluirá la administración Trump, pero probablemente el daño está hecho, la división interna de EU se ha profundizado y su rol en el mundo acotado. La reacción de Trump a los atentados en Barcelona lo demuestra: una respuesta burocrática es mejor que el silencio, pero ésta no puede reemplazar una respuesta política de fondo, de solidaridad con una Europa de la que se ha distanciado inútilmente. Para México (y para el mundo), esa crisis política y moral llega en un mal momento. En plena negociación del TLCAN, y con muchos temas de agenda, algunos de los cuales pueden servir para que Trump se cuelgue de ellos para tratar de recuperar legitimidad. Decíamos en este espacio que en la negociación del TLCAN no hay que prestar demasiada atención a los tuits y declaraciones de Trump, sino a las propuestas reales que estén sobre la mesa y en papel. No siempre la administración va de la mano con los exabruptos en redes sociales. Pero la situación no deja de ser delicada, porque ante la crisis, la tentación de dar un golpe de timón será muy fuerte y México puede ser víctima propiciatoria. Quedan, sin embargo, espacios importantes: la política de la administración, insistimos en ello, no es necesariamente la del Presidente. México tiene en esa administración dos buenos interlocutores: el general John Kelly y el yerno del presidente, Jared Kushner. Y la negociación del TLCAN, para bien o para mal, estará hecha por profesionales. Los despropósitos migratorios difícilmente podrán cumplirse y la cooperación en seguridad, con todos sus altibajos, transita también por vías institucionales (en un marco de profundo enfrentamiento de Trump con sus propios organismos de seguridad). El daño, insistimos, es moral: es la división, la capacidad de ahondar heridas, e incluso de arrojar sal sobre ellas, dentro de Estados Unidos, pero también con sus aliados e incluso con sus adversarios. Ése es el verdadero peligro. DE MAULEÓN; OPERADORES Muchos periodistas recibimos amenazas. En ocasiones no vale la pena consignarlas. Puede ser contraproducente. Pero la ola de amenazas contra nuestro compañero Héctor de Mauleón trasciende incluso en el enfermizo ambiente que vivimos en México. Quienes lo amenazan son narcomenudistas ligados al poder político. Si se sigue la pista de las amenazas desde que iniciaron, se tiene a los responsables. No es una persona, es una red y con ella hay que acabar. Un abrazo solidario para Héctor. Dos muy buenos operadores del PRI estrenan responsabilidad: Ernesto Nemer como presidente del tricolor en el Edomex y el regiomontano Rogelio Cerda en la Profeco, donde estuvo Nemer. Ese partido se prepara para el 2018. No hay que subestimarlo. Columnista:Jorge Fernández MenéndezImágen Portada:Imágen Principal:Send to NewsML Feed:0

La temporada de inscripción para los planes privados de salud, subsidiados por el gobierno, comienza el 1 de enero y actualmente hay unas 10 millones de personas que reciben servicios a través de HealthCare.gov y sitios web parecidos de varios estados

Todos los seres humanos tienen cualidad especial; ya saben, hablamos de ese “algo” que los hace resaltar entre los demás. Existen quienes son cracks en algún deporte, los que saben preparar comida rica, los genios científicos y también está aquel sujeto que se parece mucho a Barack OBAMA. ¿No lo conocían? Entonces tal vez debamos [] La entrada Todo el mundo quiere una selfie con el sujeto que se parece a OBAMA aparece primero en Sopitas.com.

Según el Diccionario de la Lo anterior se explica a consecuencia de lo declarado la víspera por el coordinador de la Oficina de Atención a Migrantes en el estado, Santos García Santiago, con respecto a que de enero a la fecha se tienen registrados 590 colimenses repatriados, quienes en su mayoría no regresan a la entidad porque prefieren quedarse en otros estados, con el objetivo de volver a intentar cruzar la frontera. En su declaración, la cual se publica en la edición de hoy de esta Casa Editora, García Santiago explicó que comparativamente al 2016, no se ha tenido un aumento significativo en el mismo periodo. De hecho, reveló que este año por primera vez se asignaron 300 millones de pesos para estados fronterizos, “dado que una gran cantidad de personas se quedan en estos lugares”. El número de repatriados citado por Atención a Migrantes, la verdad sea dicha, no es tan alto como se especulaba ante el arribo del republicano Donald Trump a la Presidencia de EU y su política anti-inmigrante y contra los latinos, particularmente mexicanos, pues hay que comparar que en 2016, aún en el gobierno del demócrata Barack OBAMA, la cifra fue de 520. Valga recordar que en la actualidad existe un programa para los migrantes repatriados con el fin de que puedan contar, mediante una empresa propia en sus estados, con recursos federales que, no es vano referir, se destinaron ya a la entidad. Para incorporarse al referido esquema, es necesario contar con el certificado que los avala como repatriados, cuya fecha límite para tal efecto es a finales de este mes. La repatriación, pues, está en marcha, inicia el éxodo a su tierra natal, con todo lo que conlleva, con la salvedad de que el número de mexicanos repatriados de Estados Unidos al país, voluntaria o involuntariamente, ha venido a la baja, de acuerdo al Instituto Nacional de Migración. Pese a todo, bienvenidos a casa.

Una nueva comisión asesora presidencial estaba al borde de la disolución, luego de que prácticamente todos los miembros de la Comisión Presidencial de las Artes y Humanidades -entre ellos el actor Kal Penn y el artista Chuck Close- anunciaron sus renuncias. Una carta fechada el viernes y firmada por 16 de los 17 miembros cita como motivo la “falsa equivalencia” en las declaraciones del presidente Donald Trump sobre el acto “Unamos a la Derecha” en Charlottesville, Virginia. Trump atribuyó a “muchas partes” la violencia que causó la muerte de una activista contra el racismo. “Si ignoráramos su retórica odiosa seríamos cómplices de sus palabras y actos”, dice la carta. “La supremacía, la discriminación y la hostilidad no son valores estadounidenses. Sus valores no son valores estadounidenses. Debemos ser superiores a esto. Somos superiores a esto. Si no le resulta claro, entonces le exhortamos a renunciar a su puesto”. Días atrás dos consejos asesores empresarios fueron disueltos cuando muchos de sus miembros renunciaron en señal de protesta. La comisión de artes y humanidades fue creada en 1982 por el presidente Ronald Reagan y sus miembros actuales fueron nombrados por el presidente Barack OBAMA. Otros firmantes de la carta fueron la escritora Jhumpa Lahiri y Vicki Kennedy, viuda del difunto senador Edward M. Kennedy. El único miembro que no la firmó fue el director teatral George C. Wolfe. Sus agentes en la Creative Arts Agency no hicieron declaraciones. La Casa Blanca no respondió de inmediato a los pedidos de declaraciones. Más información en https://www.elsiglodedurango.com.mx

Una nueva comisión asesora presidencial estaba al borde de la disolución, luego de que prácticamente todos los miembros de la Comisión Presidencial de las Artes y Humanidades -entre ellos el actor Kal Penn y el artista Chuck Close- anunciaron sus renuncias. Una carta fechada el viernes y firmada por 16 de los 17 miembros cita como motivo la “falsa equivalencia” en las declaraciones del presidente Donald Trump sobre el acto “Unamos a la Derecha” en Charlottesville, Virginia. Trump atribuyó a “muchas partes” la violencia que causó la muerte de una activista contra el racismo. “Si ignoráramos su retórica odiosa seríamos cómplices de sus palabras y actos”, dice la carta. “La supremacía, la discriminación y la hostilidad no son valores estadounidenses. Sus valores no son valores estadounidenses. Debemos ser superiores a esto. Somos superiores a esto. Si no le resulta claro, entonces le exhortamos a renunciar a su puesto”. Días atrás dos consejos asesores empresarios fueron disueltos cuando muchos de sus miembros renunciaron en señal de protesta. La comisión de artes y humanidades fue creada en 1982 por el presidente Ronald Reagan y sus miembros actuales fueron nombrados por el presidente Barack OBAMA. Otros firmantes de la carta fueron la escritora Jhumpa Lahiri y Vicki Kennedy, viuda del difunto senador Edward M. Kennedy. El único miembro que no la firmó fue el director teatral George C. Wolfe. Sus agentes en la Creative Arts Agency no hicieron declaraciones. La Casa Blanca no respondió de inmediato a los pedidos de declaraciones. Más información en https://www.elsiglodetorreon.com.mx

EFE / Foto: Tomada de Facebook SANTIAGO DE CHILE. Unas 2 mil 500 entradas se vendieron hoy en sólo nueve minutos en la venta anticipada del festival musical Lollapalooza Chile, que tendrá su octava edición de tres días a partir del 16 de marzo próximo, informaron sus organizadores. Las entradas a disposición del público, denominadas por el festival los "Early Birds" se agotaron en tiempo récord, después de que los fanáticos realizaran largas filas para obtenerlos, incluso acampando afuera de los recintos de venta. Por el momento sigue en pie la "Preventa 1", cuyo valor alcanza los 128 mil pesos chilenos (unos 197 dólares). La octava edición del festival musical Lollapalooza Chile, en el que participarán decenas de artistas, durará un día más que las anteriores, según anunciaron hace unas semanas sus organizadores. Lollapalooza Chile, que en su anterior edición -de dos jornadas- reunió a 900 mil personas, seguirá celebrándose en el Parque O"Higgins de la capital chilena, donde más de cien artistas, repartidos en siete escenarios, ofrecerán su mejor música en vivo. El festival ha superado los últimos años sus propias marcas y ha hecho historia al transformarse en el evento musical más multitudinario de Chile. En su trayectoria, Lollapalooza se ha consolidado como una de las plazas más importantes del circuito de festivales en el mundo. En sus ediciones previas participaron grandes nombres de la música, como Jane"s Addiction, Kanye West, The Killers, Fat Boy Slim, Deftones, The Flaming Lips, Foo Fighters, Björk, Arctic Monkeys, Pearl Jam, Queens of the Stone Age y The Black Keys. También te puede interesar: Bonnie Tyler cantará su más grande éxito durante el eclipse YouTube premia a Luis Fonsi por 10 millones de suscriptores IKEA enseña cómo convertir su alfombra en la capa de Jon Snow Protagonistas de "13 Reasons Why" dan tips de la temporada 2 Revela la muerte ideal para Daryl Dixon en "The Walking Dead" Katy Perry aplaza arranque de su gira "Witness" Creador de "The Walking Dead" declara la guerra a la cadena AMC Johnny Depp visita a niños de hospital como Jack Sparrow Stephen Frears, premio Jaeger-LeCoultre de la Mostra de Venecia Efemérides: Robert de Niro, 74 años de la leyenda de la actuación hch Contenidos Relacionados:Malia OBAMA baila como nadie en LollapaloozaMalia OBAMA baila como nadie en LollapaloozaEvacuan Lollapalooza por mal clima

A través de un tuit dijo que él y su esposa, Michelle OBAMA, pensaban en los embestidos

A través de un tuit dijo que él y su esposa, Michelle OBAMA, pensaban en los embestidos

Através de Twitter, el ex mandatario indicó que los estadounidenses “siempre estarán con nuestros amigos españoles”

Por: Ariana Castellanos Ciudad de México (Rasainforma.com).- Hasta el pasado martes, el expresidente de Estados Unidos Barack OBAMA tenía el segundo mensaje más popular en Twitter, para este miércoles ese tuit se convirtió en el mas gustado en la historia de esa red social. Se trata de una postura contra la violencia racial, acorde a los recientes atentados en Charlottesville. En el [] La entrada Tuit de OBAMA ya es el más popular en la red social aparece primero en MiMorelia.com.

Tu publicidad aqui

“Supremacismo”, o “Supremacía Blanca”, son los términos empleados con mayor frecuencia para referirse a esa ideología y sus consecuencias. La pretensión es simple: la raza blanca es superior al resto y debe, por lo tanto, regir a negros, indios americanos, árabes o asiáticos. En Charlottesville, Virginia (EU), comunidad con apenas 50 mil habitantes, alguien decide retirar una estatua del general confederado Robert Lee. Los grupos “supremacistas” locales convocan a una protesta pública, y ésta es enfrentada por grupos antagónicos que se oponen al racismo. De ello resulta un escándalo incontenible, con golpizas, daños materiales y la muerte de una persona. ¿Qué dice la historia? Los estudiosos coinciden en que el odio racial y la ola criminal que ha provocado a lo largo de 500 años tienen su origen en los grandes desplazamientos de grupos humanos a lugares diferentes a los de su origen. Una primera “corriente migratoria” durante los años del colonialismo europeo movilizó grupos armados a conquistar territorios que no les pertenecían. Los abusos, el despojo sistemático de naciones enteras y el genocidio mismo requerían una justificación moral; la que se utilizó fue sencilla: los blancos tenían derechos basados en su supremacía racial. Estos conflictos persistieron hasta la primera mitad del siglo XX, antes de que algunas de las naciones sojuzgadas y explotadas fueran liberadas. Vienen entonces la segunda mitad del siglo pasado y 17 años de éste, con una ola migratoria diferente: la de personas que huyen de sus lugares de origen porque éstos no les ofrecen ni siquiera las más elementales garantías. En los sitios a los que han llegado encuentran oposición, basada en la ideología supremacista, ahora temerosa de que los que llegan les despojen a ellos, haciendo de la migración el problema más grave de este siglo. La cultura, claro, ha hecho consenso: todos somos iguales, tenemos los mismos derechos y deberíamos poder ir a donde quisiéramos. Las ciencias biológicas y las ciencias sociales dan hoy sólido soporte a esa manera de pensar, identificando las enormes ventajas que la diversidad racial y las mezclas tienen para la salud y la supervivencia. El conocimiento, sin embargo, sigue siendo patrimonio de unos cuantos ilustrados, aún en Virginia State, vecino del corazón político de la nación estadunidense. Terry McAuliffe, gobernador de ese estado, ha salido a declarar que, si bien el odio racial es tan viejo como su país, su presidente, Donald Trump, se ha dedicado a atizarlo por vía del discurso y las facultades para gobernar. Tengo que estar de acuerdo con el gobernador: Trump atropella diplomáticos de otras naciones, ejerce modales de patán cuando se trata de hacer política exterior, amenaza a cuanta nación se le ocurre, nos exige construir un muro que nos separe de su país y nos describe a los migrantes como drogadictos y delincuentes. Desde la fundación del Ku Klux Klan, tras la Guerra de Secesión, no hemos avanzado nada. Si bien Barack OBAMA fue presidente y ya ha declarado que no se nace odiando, el gringo (en el más amplio sentido del término) del peluquín, ideólogo de sus legiones de millones de red necks, reaccionó públicamente regañando a supremacistas y opositores, pasando por alto el fondo del conflicto, la que habría pronunciado un verdadero líder político. La nación que se supone más poderosa en el planeta todavía protagoniza vergonzosos espectáculos racistas. Decepción histórica, pleito estúpido que no cede al llamado de la civilización, encabezado ahora por el peor personaje que la democracia americana haya llevado al poder. Con su casa llena de racistas salvajes, Trump se atreve a ser la conciencia del resto de las naciones.   Columnista:Oscar BenassiniImágen Portada:Imágen Principal:Send to NewsML Feed:0

Mientras en México el inicio de la renegociación del TLC acaparó titulares y conjeturas, en Washington no se habla de otra cosa que de lo ocurrido el fin de semana con la marcha supremacista en Charlottesville, Virginia, de las increíbles indefiniciones sobre el tema del presidente Trump, que primero dudó en condenar a los nazis y racistas que convocaron la marcha. Que luego, ante la presión social sí criticó al Ku Kux Klan y otros grupos que convocaron esa marcha, pero que horas más tarde no se aguantó y volvió a equiparar al Klan, a los nazis y a otros grupos supremacistas con los manifestantes antirracistas. Es como si hubiera puesto en el mismo nivel a Winston Churchill y a Adolf Hitler. Lo de Trump es tan escandaloso que, incluso, el líder del Ku Klux Klan, David Duke, alabó al Presidente por “decir la verdad” y condenar a los “terroristas de izquierda” después de que el mandatario señalase a “los dos bandos” por la violencia racista. “Gracias presidente Trump por su honestidad y coraje para decir la verdad sobre Charlottesville y condenar a los terroristas de izquierda del Black Lives Matter y antifascistas”, escribió Duke en su cuenta de Twitter. Antes, Trump había dicho en una conferencia de prensa que había malos en los “dos bandos”. “¿Qué pasa, dijo Trump, con la alt-left (izquierda alternativa) que atacó a la alt-right (derecha alternativa, supremacistas)? ¿Tienen alguna culpa?... Hubo un grupo de un lado que fue malo y hubo un grupo del otro lado que también fue muy violento… no toda esa gente son neonazis o supremacistas blancos”, agregó Trump, y el mundo, incluso los dirigentes republicanos, se le fueron encima. El Presidente de Estados Unidos, un país que libró una guerra contra el nazismo, no puede equiparar a éste con movimientos por los derechos civiles que están respondiendo a las agresiones. No puede aceptar el asesinato a mansalva de una mujer y colocarla al mismo nivel que su asesino. No puede decir que en una marcha convocada expresamente por nazis y supremacistas blancos, sus participantes no lo sean. Lo que sucede es que el propio Trump está convencido de que esos blancos indignados, supremacistas, tienen razón: sobre esa creencia ha construido buena parte de su base de poder. Lo hace sobre el rencor o el odio que genera en esos blancos pobres el serlo, atribuyendo su decadencia a la protección a hispanos y afroamericanos, que les “roban los empleos”, ignorando, o haciendo ignorar, que esa decadencia tiene su origen no en la raza, sino en la tecnología y permitiéndose un discurso que utiliza todas las claves de la ultraderecha, comenzando por la “duda” que sembró Trump durante años (sin el menor rastro de prueba) sobre si el presidente Barack OBAMA había nacido o no en Estados Unidos, justificándose sólo en su raza y su nombre. Esa puede ser su base electoral, que hoy se refleja en un apoyo de apenas el 39 por ciento de los estadunidenses (lo que no deja de ser sorprendentemente alto ante la serie de continuos escándalos y despropósitos presidenciales), pero se olvida que la sociedad estadunidense es multirracial, plural, es un país de inmigrantes y unirse a la ultraderecha puede ser suicida para el Partido Republicano, cuyos dirigentes, desde Paul Ryan hasta John McCain, trataron de deslindarse de Trump, quien sigue aferrado al discurso ideológico de Steve Bannon y otros personajes ultras de su entorno. En ese contexto no es extraño que el consejo de consulta económica de Trump se esté vaciando de los principales empresarios que participaban en él. Cinco de ellos lo han abandonado en las últimas horas, así como los representantes de la central sindical ALC-CIO. La respuesta de Trump fue decir “que se vayan que ya habrá otros”. E inmediatamente después atacó a la que es hoy la empresa señera en Estados Unidos, Amazon, por “quitar empleos” a los estadunidenses. Una vez más, para Trump, la culpa la tienen las empresas de alta tecnología como Amazon y no el rezago de amplias zonas del país. Para Trump, por ejemplo y como ya lo dijo muchas veces, lo importante son “los hombres y mujeres del carbón”, como si estuviéramos en el siglo XIX, unos trabajos insalubres que en Estados Unidos casi nadie quiere, una industria que no hay forma de reactivar y que, más allá de su capacidad de contaminar el ambiente, está condenada a desaparecer. Ayer decíamos que en la renegociación del TLC, México y Canadá tienen que centrarse en lo que se diga y acuerde en las mesas, con funcionarios, legisladores y empresarios, no en los tuits o declaraciones de Trump. Eso es fundamental y debe ser comprendido también por la opinión pública, porque cada vez más lo que piensa, siente y expresa el Presidente de EU no refleja las opiniones de su país y en muchas ocasiones ni siquiera de su propia administración. Sin embargo, haber abierto y exhibido, reivindicado, el odio racial será un daño irreversible para la sociedad estadunidense, es una herida que tardará mucho tiempo en volver a cerrar. El huevo de la serpiente está siendo incubado.   Columnista:Jorge Fernández MenéndezImágen Portada:Imágen Principal:Send to NewsML Feed:0

El Servicio de Ciudadanía en Inmigración de Estados Unidos anunció la desaparición de un componente crucial del programa, que fue creado en 2014 por el ex presidente Barack OBAMA

Notimex El fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, llamó hoy a las autoridades locales en todo el país a seguir el ejemplo de Miami-Dade, que dejó de ser una ciudad santuario, a fin de “poner en las...El fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, llamó hoy a las autoridades locales en todo el país a seguir el ejemplo de Miami-Dade, que dejó de ser una ciudad santuario, a fin de “poner en las cárceles a los criminales en lugar de protegerlos”.En un discurso en el Puerto de Miami, en el que arremetió contra las ciudades santuario como Chicago, Sessions destacó la importancia de que las autoridades locales compartan información con la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) con la intencion de bajar el índice de crímenes violentos.“Los lideres de Chicago tienen que reconsiderar poner en las cárceles a los criminales en lugar de protegerlos, deben proteger a sus ciudadanos y no a los criminales”, apuntó el fiscal.Indicó que en los primeros seis meses de este año, la cantidad de incidentes violentos en todo el país se incrementó cinco por ciento, pero en Chicago aumentó 24 por ciento.En 2013, el gobierno del entonces presidente Barack OBAMA reconoció a Miami Dade como ciudad santuario, pero en enero de este año el alcalde Carlos A. Giménez decidió quitar esa condición, cumpliendo la orden ejecitiva del ahora mandatario Donald Trump, y para no perder fondos federales.Sessions, quien estuvo acompañado por el alcalde Giménez, y el director interino de la ICE, Thomas Hofman, fue recibido en en el centro de la ciudad donde se ubica el Puerto de Miami con protestas de grupos proinmigrantes.“Amor y no odio” y “Educación y no deportación”, se leía en algunas pancartas de una marcha en la Antorcha de la Libertad en la que participaron más de una docena de grupos que se oponen a la política migratoria de Trump.“La comunidad se ha reunido en contra de dar la bienvenida a Sessions porque él es el arquitecto de muchas de las polliticas antinmigrantes”, dijo la manifestante María Rodriguez, activista de la Coalición de Inmigrantes de Florida.“La colaboración con la migra es muy dañina a nuestras familias, nuestra economía y nuestro presupuesto”, agregó.Lorella Praeli, directora la política de inmigración y campañas de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés), señaló en una declaración que las "ciudades santuario mejoran la seguridad pública, protegen a los inmigrantes y promueven la confianza entre las comunidades y la policía”.Dijo que la batalla del gobierno contra las ciudades santuario “no tiene que ver con la seguridad pública, sino con la intención de avanzar políticas hostiles hacia los inmigrantes por todos los medios posibles”.“A través de prácticas inconstitucionales de detención, estas políticas fomentan la violación de nuestra garantía constitucional de vivir de manera segura y libre sin acoso y búsquedas no razonables”, apuntó.Los manifestantes guardaron un minuto de silencio durante su protesta por una mujer que resultó muerta tras ser arrollada por el vehículo de un sospechoso supremacista blanco, el pasado fin de semana en Charlottesville, Virginia.

Tu publicidad aqui
Tu publicidad aqui
Tu publicidad aqui
Tu publicidad aqui

 

Hoy Noticia es un directorio de noticias cuya información es generada por diversos medios de comunicación, mostrando únicamente una breve descripción del contenido con su link de referencia al portal de su autoría, respetando así cada uno de los créditos correspondientes con la información que aquí se muestra.

Hoy Noticia, NO es autor, NI responsable de los contenidos de este portal.