Hoy Noticia
Inicio ¿Quienes somos? Mapa del sitio Contactanos

La primera semana de septiembre, del 1 al 5, se realizará la segunda ronda de negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), con la idea de terminar el diálogo en siete rondas. De acuerdo con los negociadores, para esta segunda ronda la sede será México y para la última semana de septiembre se realizaría la tercera ronda de negociaciones en Canadá, lo que se daría entre el 23 y 27, aunque aún la fecha está por confirmarse. Con el calendario actual de negociación habría dos rondas de negociación en Estados Unidos, dos en México y solamente una en Canadá. La idea es que entre una y otra ronda no pasen más de tres semanas. Como lo dijo el secretario de Economía de México, Ildefonso Guajardo, la idea es terminar la negociación a fines de 2017 o principios de 2018 para lograr que se tenga listo antes de que inicien las elecciones para la presidencia mexicana o las de Estados Unidos, para renovar el Congreso. Con el inicio del cuarto día de la ronda de renegociación, Estados Unidos planteó la propuesta de eliminar el mecanismo de solución de controversias comerciales por dumping y subsidios. Ello se suma a la discusión de reglas de origen que realiza hoy su segunda sesión, en la que los estadounidenses piden aumentar “substancialmente” el contenido regional, sobre todo el porcentaje de insumos de Estados Unidos en los automóviles. En torno a este tema de dumping y subsidios, que se discutió este sábado, se distinguen dos claras posiciones: Estados Unidos pide que las controversias se dirijan en tribunales de cada país, en lugar de establecer un panel de expertos que revise el tema. Mientras que Canadá se opone a eliminar este capítulo, el cual evita que se resuelva en tribunales de cada país la disputa. Más información en https://www.elsiglodedurango.com.mx

Conflicto. La colonia La Palma luce como una zona de guerra por los destrozos de una pandilla. I. ASÍ FUNCIONA Los notarios públicos de Coahuila sí le entraron al programa de “Septiembre, Mes del Testamento”. Pero no crea que es una labor que hacen con la Secretaría de Gobierno de Víctor Zamora, como se intentó hace un par de años cuando este funcionario llegó del Congreso al lugar donde se encuentra ahora. Más bien fue un acuerdo de Armando Prado Delgado, presidente del Colegio de Notarios de Coahuila, con el secretario de Gobernación a nivel federal, Miguel Ángel Osorio Chong, porque el programa es nacional. Los notarios de Coahuila no están obligados por ninguna ley a cooperar con el mes del testamento y ofertar sus servicios con un 50 por ciento de descuento, pero la mayoría le entra. II. OLVIDADIZOS Después de las duras críticas al Instituto Nacional Electoral (INE) de Lorenzo Cárdenas, primero por sus errores en el pasado proceso electoral, principalmente en Coahuila, y después por sus tropiezos en la fiscalización a los partidos, ahora todos los dirigentes de partidos y demás actores políticos están muy callados. Resulta que el INE ya avaló que se repartan 6 mil 788 millones de pesos entre los nueve institutos políticos que tienen registro y que participarán en la elección de 2018. A los dirigentes de partidos y a uno que otro calefacto, ya hasta se les olvidó que estaban en desacuerdo con la mentada “cancha pareja” del INE y su tendencia a crear reglamentaciones por encima de las mismas leyes. III. NO REDITUABLE El que ni suda ni se acongoja es José Ángel Pérez Hernández, expanista, expetista y quién sabe qué más. Después de que el dirigente del Partido del Trabajo, Virgilio Maltos Long, lo ventaneara de haber traicionado al PT en plena campaña para la gubernatura por una cifra millonaria de pesos –no especificó cuánto–, el excandidato Pérez Hernández publicó una fotografía recibiendo a Andrés Manuel López Obrador y Armando Guadiana. El exalcalde de Torreón abandonó la campaña y se le unió a Guadiana, pero a decir de Virgilio, el asunto no fue gratis, sino más bien fue una compra, por cierto, que no redituó en lo absoluto, porque Guadiana ni siquiera alcanzó las amenazantes cifras que pregonaban con encuestas. IV. PROMETER EMPOBRECE Parece que eso del dicho “prometer no empobrece” ya resultó contrario, porque al PRI y a Miguel Riquelme, las promesas de campaña les están costando multas. Los tres magistrados, Valeriano Valdés, Ramón Guridi y Elena Treviño, del Tribunal Electoral de Coahuila, votaron a favor de aplicarle una multa superior a los 64 mil pesos tanto al PRI de Verónica Martínez, como al ahora gobernador electo, Miguel Riquelme, por prometer en campaña el Monedero Rosa, Mi Monedero y la Tarjeta de Inscripción. Antes, el Consejo General del INE había sancionado al PRI con más de 918 mil pesos por este mismo motivo. Los tricolores también van a impugnar la resolución del Tribunalito. V. ESPALDAS La confianza de Gerardo García Castillo, todavía alcalde de Monclova, de que le van a hacer lo que el aire a Juárez, es mucha. Parte de la confianza la finca “El Pollo de Acero” en que le fue bien en designar como su sucesor a su exfuncionario Alfredo Paredes López como candidato, y ganó. Paredes tendrá la misión de dejar rechinando de limpio el lodazal de Gerardo en las cuentas con proveedores y contratistas, principalmente. Pero además, hay instrucciones para seguir haciéndole ver su fortuna al diputado federal César Flores e impedir que siga creciendo, tanto en negocios personales, como en popularidad en las colonias. En pocas palabras, Paredes tendrá que hacer malabares para cubrirle la espalda durante todo su año de gestión a Gerardo y al mismo tiempo trabajar por su ciudad, que bien que lo necesita. VI. SIN MOTIVO Aunque hay gente que se está dedicando a confundir a través de redes sociales sobre la suspensión de clases el próximo lunes 21 de agosto, día en que oficialmente inicia el ciclo escolar 2017-2018 en educación básica, la Secretaría de Educación de Chuy Ochoa tiene previsto que sí haya clases. Están tomando como pretexto el eclipse solar, pero la realidad es que no existe –de acuerdo con las autoridades– ningún riesgo para la salud de los niños si van a la escuela mañana. VII.  SINTONÍA Hay sintonía entre los ipecos de la región Sureste respecto a la renegociación del Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN): consideran que habrá más beneficios. Todo obedece a la lógica del dinero, porque si bien es cierto que hubo amenazas del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, han venido expertos a explicar que quien decide sobre el Tratado y la imposición de impuestos es el Congreso, no el Presidente. Además las empresas norteamericanas y canadienses con inversiones en la industria automotriz, minería y otros importantes sectores obtienen ganancias al producir en México. En realidad, la renegociación creará un comercio mayor, porque ahora se incluirán franquicias y productos que no tengan que pasar por aduanas. VIII. DE MIEDO En donde dicen todavía que está de terror es en Parras de la Fuente. Con eso de que los caciquillos se turnan la Alcaldía avalados por el Partido Verde de Pepe Cuco Sandoval, aquello parece tierra sin ley. Había la esperanza de que una fuerza diferente al PRI-PVEM ganara en la elección del pasado 4 de junio, pero todo el pueblo está controlado a través de dádivas y miedos. “El Coco” Jorge Dávila nomás no funcionó para nada en este Pueblo Mágico, y dejó a la deriva uno de los temas más importantes que tiene la entidad: la seguridad pública. En el caso del próximo alcalde, Evaristo Madero, ya que asuma la Presidencia Municipal, muchos temen que vuelvan a vivirse épocas de miedo. Ojalá que los pronósticos no sean acertados y, en cambio, 2018 sea un año de logros. @PolitiConMx

Debe México salir fortalecido del proceso de renegociación: Panal The post Ni condicionamientos ni sumisión en TLCAN appeared first on Tribuna Campeche.

Iván E. Saldaña CIUDAD DE MÉXICO. En el cuarto día de trabajo de la Primera Ronda —que hoy concluye— de renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que se lleva a cabo en Washington, México, Estados Unidos y Canadá sostuvieron posturas divergentes en rubros como el Capítulo 19, y se relegó el tema automotriz. Estados Unidos insistió en disolver el Capítulo 19, mecanismo de solución de controversias comerciales por dumping y subsidios. El dumping consiste en vender en los mercados exteriores un producto a un precio inferior al que se cotiza el mercado interior, incluso por debajo de su costo de producción. Canadá enfatizó su oposición a eliminar el Capítulo 19, que evita que las controversias se resuelvan en los tribunales de cada país. Incluso, antes de iniciar esta primera ronda, había planteado que se retiraría de las discusiones si se consideraba esa posibilidad. En tanto, México también ha mantenido su rechazo a eliminar el mecanismo. Ildefonso Guajardo Villarreal, secretario de Economía, señaló que defenderán dicho mecanismo “llámese Capítulo 19, llámese reflejado en otros instrumentos”.    TEMA RELEGADO La agencia Reuters informó ayer que en la ronda de discusiones sobre Reglas de Origen, la delegación estadunidense no mencionó ninguna de las exigencias que había planteado previamente para aumentar el contenido norteamericano en autos. Esta semana, Robert Lighthizer, principal asesor de comercio del presidente Donald Trump, afirmó que Estados Unidos quería reglas más estrictas de origen para los automóviles, que determinan el porcentaje de un vehículo que debe ser construido en los tres países que conforman el acuerdo comercial. También afirmó que buscan nuevas medidas para asegurar un “contenido estadunidense sustancial” para los automóviles. Las empresas buscan aprovechar el libre comercio en bienes garantizado por el TLCAN que actualmente deben cumplir con el requerimiento de contenido norteamericano de 62.5% en autos y de 60% en los componentes. la segunda mesa, en septiembre Este domingo 20 de agosto se llevará a cabo la quinta y última sesión de la Primera Ronda de renegociación del TLCAN. Ya se agendó la siguiente fase, que se efectuará en México del 1 al 5 de septiembre; la intención es que no haya lapsos de más de tres semanas entre cada mesa. Ildefonso Guajardo enfatizó la importancia de concluir las renegociaciones en 2017 o, a más tardar, a principios de 2018, porque están cercanos los procesos electorales en dos de los tres países de la alianza trilateral. México tiene el próximo año elecciones presidenciales y Estados Unidos renueva su Congreso federal. VARIOS TEMAS Los temas de la Primera Ronda fueron diversos. El miércoles, EU puso en el debate la reducción del déficit comercial con México y las Reglas de Origen en el sector automotriz; México se negó a debatir el aumento salarial. El jueves se trató la Solución de Controversias Comerciales y EU plantea desaparecer el Capítulo 19 para evitar sanciones  por dumping; también se abordó el Combate a la Corrupción y prácticas deshonestas en la relación comercial; además, se terminaron temas tocados el día anterior. Para el viernes aún no se lograban acuerdos sobre Reglas de Origen, y EU insistió en eliminar el Capítulo 19, pero no hubo consenso. El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) estimó que, sin la ratificación del TLCAN, EU aumentaría los aranceles a México; EU insiste en reducir el déficit comercial para beneficiar a sus ciudadanos; debaten el Comercio Electrónico.   Reprochan en Canadá el tema salarial El Unifor, el sindicato más grande que agrupa a varios sectores de la industria privada en Canadá, reprochó a México no abordar el tema del alza de salarios, en el penúltimo día de la Primera Ronda de la renegociación del Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN), que se lleva a cabo en Washington D.C. Para los canadienses, esta negativa de los negociadores mexicanos representa un bloque que dificulta el diálogo en materia laboral. Jerry Dias, presidente del Unifor, como representante de los sindicalistas que acompaña a la delegación canadiense, señaló que en México “los salarios son tan bajos que no se puede competir con ello, y eso explica que el 52 por ciento de la población esté viviendo en situación de pobreza”. Dias expuso datos duros sobre cómo afectan a su país los acuerdos comerciales en materia automotriz. Tras la firma del TLCAN, en Ottawa se cerraron cuatro plantas y en Estados Unidos, al menos 10; pero en México se abrieron ocho. Enfatizó que en Canadá se cierran fábricas, mientras que en México se abren debido a los bajos salarios.

En renegociación del TLC, Estados Unidos plantea la eliminación del Capítulo 19 de revisión y solución de controversias, según fuentes.

Esta semana iniciaron las negociaciones para lo que se ha llamado una modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Sobra decir la importancia que este acuerdo tiene no sólo para nuestro país, sino para los otros dos socios, Estados Unidos y Canadá. Aquí algunos datos: El TLCAN creó una de las áreas de comercio libre más grandes del mundo: 482 millones de personas, lo que representa el 7% de la población mundial, 28% del PIB mundial y 16% del comercio global. Para darnos una idea del dinamismo de la economía de la región, veamos que cada hora se comercian 108 millones de dólares o dos mil 600 millones de dólares al día. Tan sólo en 2015, el comercio entre los tres países fue más grande que el existente entre Estados Unidos y Alemania, Corea del Sur y Japón en conjunto. Su entrada en vigor significó la construcción de un marco institucional que facilitó el acceso de bienes elaborados en México a los mercados de Canadá y Estados Unidos, como los provenientes de la industria automotriz que suman más del 25% del total de las exportaciones mexicanas. En los últimos 23 años, la relación comercial entre México y Estados Unidos creció en 9.5% promedio anual. Para 2016, el comercio entre ambos países ascendió a 294 mil millones de dólares, colocándose México como el segundo socio más importante para Estados Unidos, sólo superado por  China y desplazando al tercer lugar a Canadá. El Tratado igualmente ha sido benéfico a la Unión Americana, ya que desde la entrada en vigor del TLCAN hasta 2015, ésta incrementó sus exportaciones de 142 miles de millones de dólares a 517 miles de millones de dólares, impulsando el crecimiento económico de ese país por alrededor del 0.5% anual. Lo anterior ha impactado positivamente a sectores como el agrícola, el automotriz y de servicios. Tan sólo las exportaciones agrícolas americanas aumentaron en un 156%. Unos seis millones de empleos estadunidenses dependen directamente del TLCAN y el sector industrial americano se encuentra fuertemente vinculado a las exportaciones mexicanas. En cuanto a Canadá, nuestra relación comercial alcanzó en 2016 los 25 mil 444 millones de dólares, monto que nos coloca como el quinto socio comercial del mercado canadiense. De cara a las negociaciones, veamos cuáles son las posiciones de cada uno de los socios y los retos a los que se enfrenta el gobierno de México. Respecto a Estados Unidos, recordemos que desde la campaña presidencial, Donald Trump afirmó que el TLCAN “es el peor acuerdo comercial jamás hecho” y prometió retirar a Estados Unidos del mismo en protección a los empleos y las industrias estadunidenses. Sin embargo, en abril de 2017, anunció que, por ahora, Estados Unidos se mantendría en el TLCAN, pero que iniciaría una negociación para modernizarlo y adecuarlo a los intereses estadunidenses. La preocupación principal de Trump es el déficit comercial con México, que en 2016 superó los 63 miles de millones de dólares, pero para poner en contexto este dato hay que destacar que su déficit con China asciende a 347 miles de millones de dólares; con Japón es de 69 miles de millones de dólares y con Alemania es de 65 miles de millones de dólares. En realidad, a la posición meramente comercial de la administración Trump hay que sumarle el componente político, que como ya sabemos, implica haber elegido la relación con México y los mexicanos como base de su agenda electoral. Canadá busca incluir en el nuevo TLCAN fuertes estándares laborales, reforzar las regulaciones ambientales, mantener el mecanismo de resolución de controversias e introducir nuevos capítulos relativos a igualdad de género y derechos indígenas. Canadá comparte con México que los déficits o superávits de comercio deban ser la única medida para evaluar si una relación comercial funciona. Los objetivos y retos de México en este proceso de negociación serán tema de la siguiente columna. Columnista:Laura RojasImágen Portada:Imágen Principal:Send to NewsML Feed:1

Lo que ha ocurrido en el interior de su grupo de trabajo es de antología, nunca antes en la historia de la Casa Blanca se había vivido algo semejante: despidos, insultos mutuos, descalificaciones, mentiras (más de 800 en seis meses), desprecio a sus colaboradores, cancelación de proyectos y programas, cambios súbitos de opinión y la instalación de fake news como estilo de información, desde el día de la inauguración hasta hoy cuando agrede una vez más a los medios de comunicación yanquis. Y cuando Kim Jong-Un, dictador coreano, quiso llamar la atención y decidió que sería conveniente atacar a Tío Sam con bombas atómicas, esa sola mención desató una guerra verbal estúpida y amenazadora por ambos bandos y muchos analistas comenzaron a pensar en la Tercera Guerra Mundial que acabaría con el planeta; las cosas tomaron su lugar después de unas semanas y finalmente la urgencia atómica pasó a otro nivel cuando el coreano retiró su amenaza, la bomba atómica, pues, no es el problema. Y ahora los sesudos expertos internacionales (sic) están iniciando las conversaciones en relación con el Tratado de Libre Comercio (TLC), algo que Trump consideró, en su supina ignorancia, como el culpable de los males yanquis, olvidando los beneficios que ha traído para las tres naciones, y que su déficit con otros países, China en particular, es mucho mayor que el mexicano; y ahí están los yanquis repitiendo lo que dijo Trump, la enviada canadiense hablando en positivo y nuestros expertos (sic) jugando a la defensiva. La realidad es que, cuando las cosas se analicen punto por punto y participen no sólo los negociadores políticos sino los directamente interesados en el asunto: empresarios, comerciantes, importadores, consumidores, etcétera, las cosas serán diferentes y, claro, habrá cambios, pero a la postre la globalización de la economía no se podrá detener y bien entendida será benéfica para todos; el TLC, pues, tampoco es el problema. El problema principal es el odio. Las actitudes que ha tenido Trump desde antes de ser Presidente lo pintan de cuerpo entero: es un individuo lleno de odio, sus actitudes enfermizas y equívocas le llevaron a la bancarrota en dos ocasiones, perdió miles de millones, pero su padre lo apoyó y siguió adelante; ahora, como Presidente, tiene odio a los demócratas, a los republicanos que no aprueban sus decisiones, sus tuits y declaraciones a los medios de comunicación y comunicadores que analizan y critican sus actos, a escritores, analistas, artistas, comediantes, confirman su odio hacia todo y hacia todos. Y el punto culminante de esa actitud de odio hacia todo lo que no sean los supremacistas blancos surgió después de la tragedia de Charlottesville, ya que, tras defender torpemente a los supremacistas, dijo que “en ambos lados había personas buenas y malas”, lo que fue celebrado por David Duke, el supremo jefe Grand Wizard del Ku Klux Klan. Donald Trump es el defensor y portavoz del odio, azuza a los supremacistas para que el odio siga creciendo en el pueblo norteamericano y se extienda como epidemia a todo el mundo. La respuesta de una gran parte del público norteamericano ha sido contundente: “el Presidente es un racista”, dijo Stephen King; Michael Moore, Mark Ruffallo, Lady Gaga, Mark Hamill, Michael Keaton, Miley Cyrus han alzado su voz de una u otra forma para repudiar el odio que sale de la Casa Blanca y la defensa que hace Trump de los supremacistas blancos. Y, en el mundo, el odio sigue expresándose cada vez con más intensidad y cobrando más y más vidas humanas, ahora con la terrible modalidad de atropellamiento multitudinario, que no sólo cobra vidas, sino que expande el terror en toda la población mundial. Y ante esto, una vez más Trump aparece como el justiciero del Medio Oeste, o el vengador insaciable; ante lo ocurrido en Barcelona, dijo: “Estudien lo que hizo el general Pershing con los terroristas cuando fueron capturados, ¡no hubo terrorismo radical islámico durante 35 años!”, se refería a la historia según la cual Pershing, antes de ejecutar a 50 insurgentes filipinos, ordenó empapar en sangre de cerdo las balas antes de matar a esos insurgentes, ya que según el Corán está prohibido que los musulmanes entren en contacto con la carne de puerco. Así es Donald Trump, el que promueve el odio, atiza el odio y ha logrado que hoy, como nunca, la población norteamericana está escandalizada y temerosa, ya que algún supremacista blanco puede actuar en cualquier momento y en cualquier lugar, porque Trump lo defenderá. El problema es el odio. Columnista:Rafael Álvarez CorderoImágen Portada:Imágen Principal:Send to NewsML Feed:1

La corrupción incrementa el costo de hacer negocios, permite el uso ineficiente de recursos públicos, perpetúa la pobreza y la desigualdad, y deslegitima al Estado mexicano. Reducirla sería una forma bastante eficaz para incrementar nuestra competitividad, pues se estima, los sobornos agregan costos de hasta 10% en las transacciones en los negocios (WEF, 2014). Las aduanas son el punto medular de la corrupción comercial. Existe evidencia empírica de que las estadísticas de importaciones muestran un número mayor de productos entrando con tarifas bajas de lo que se observa en las estadísticas oficiales de exportaciones, lo que hace pensar que existen muchos acuerdos corruptos para disminuir las tarifas en las aduanas de forma unilateral (Fishman Wei, 2004; Javorcik Narciso, 2008; citado en Freund, 2016). Así, una forma directa para incrementar la competitividad de México sería negociar que, como parte del TLCAN, se establezcan mecanismos trilaterales anticorrupción, particularmente en las aduanas y puntos de entrada comercial. Un sólido primer paso sería homologar la legislación anticorrupción de los tres países. La Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero de EU, la Ley sobre Corrupción de Funcionarios Públicos Extranjeros de Canadá, y las siete leyes que conforman el nuevo Sistema Nacional Anticorrupción mexicano podrían tener sanciones y criterios más similares. Esta homologación legal podría ser similar a la que se lleva a cabo con los Consejos de Alto Nivel para la Cooperación Regulatoria (CCR) entre EU y México, con el Consejo Regulador de la Cooperación (Regulatory Cooperation Council, RCC) entre EU y Canadá, o con la orden ejecutiva girada por EU, en 2012, para identificar y eliminar diferencias reglamentarias con Canadá, México y otros socios comerciales (Wilson, 2014). La homologación podría comenzar en 2018 y 2021, cuando la legislación anticorrupción mexicana y canadiense sean evaluadas como parte de la “Fase 4” del monitoreo de la convención de la OCDE (Grupo de Trabajo de la OCDE sobre la Corrupción, 2016). Lograr la homologación legal no será fácil, debido a las profundas diferencias que existen en cómo se define corrupción en los tres países. Por ejemplo, EU no considera que actos preparatorios realizados con el propósito de obtener ventajas ilícitas sean un delito (el delito comienza cuando se consuma la conducta). Tampoco puede imponer la carga de la prueba sobre el demandado en casos de enriquecimiento ilícito (por ser incompatible con su constitución) (OEA, 1996). Si no se lograra, se podría buscar al menos coordinar de manera más proactiva a las autoridades centrales que cada país ha definido para luchar contra la corrupción. Estas autoridades serían el director y consejero general del Departamento de Justicia de Canadá, el vicepresidente de las Américas de la Agencia Canadiense de Desarrollo Internacional, la Oficina de Asuntos Internacionales de la División Criminal del Departamento de Justicia de EU, y el Comité Coordinador del Sistema Nacional Anticorrupción mexicano. Finalmente, y como parte de las renegociaciones en materia de seguridad, sería interesante plantear que la Iniciativa Mérida se convirtiera en una plataforma para crear un programa específico anticorrupción con mecanismos de colaboración para compartir inteligencia, capacitación y profesionalización. Una “Iniciativa Mérida 3.0” podría desarrollar un área enfocada en reducir la corrupción en las aduanas, y crear protecciones para informantes de cualquier caso de soborno. El TPP ya contenía elementos anticorrupción destacables como el Código de Conducta Empresarial del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico. No dejemos pasar esta oportunidad para crear un TLCAN que, como lo hubiera hecho el TPP, nos ayude a eliminar la corrupción de raíz y ser más competitivos. Columnista:Viridiana RíosImágen Portada:Imágen Principal:Send to NewsML Feed:1

Ciudad de México.- En la renegociación del Tratado de Libre Comercio (TLC), Estados Unidos propuso ayer, en la Mesa de Remedios Comerciales, la eliminación del Capítulo 19 de revisión y solución…

Pocas veces, gobiernos tan desaprobados como los actuales de México y Estados Unidos tienen oportunidad de tomar decisiones que marcarán el futuro de generaciones en la región, como hoy con la reformulación del TLCAN. La negociación comercial más importante del último cuarto de siglo está en manos de liderazgos agotados y de dudosa capacidad para defender los intereses de sus países. Coinciden, eso sí, en necesitar un triunfo legislativo para reposicionarse y salvar cara en las urnas con un acuerdo “bueno para todos”, pero no habría que olvidar que el resultado trasciende el  límite temporal de sus administraciones. Las consecuencias de la revisión del TLCAN, firmado hace 23 años, son de largo plazo, el margen de maniobra reducido y el tiempo breve para cocinar nuevos términos de la relación comercial respecto a sus urgencias electorales. La magnitud de los enunciados de cada parte es diametralmente opuesta a la confianza y expectativas que había cuando se firmó en 1994, pero ambos tienen prisa de demostrar cercanía con sus electorados. Estados Unidos por la promesa de Trump de revertir acuerdos injustos bajo la premisa de reducir el déficit y proteger su economía de la globalización; y México por la necesidad de demostrar que puede defender el interés nacional con el paradigma económico del libre comercio versus las crecientes reacciones proteccionistas. Pero la debilidad de los liderazgos, lejos de ser un obstáculo, juega a favor del acuerdo, a pesar de notables diferencias en temas centrales como las reglas de origen, el dumping laboral, la integración de componentes nacionales, los subsidios o los sistema legales para controversias comerciales. El calado de estas profundas divergencias difícilmente permitiría acuerdos en menos tiempo que los casi tres años que tomó la negociación original, pero ahora, el calendario lo marcan las elecciones de 2018, presidencial en México y legislativas en EU. Aunque sus lógicas económicas están desfasadas, el apremio político de dos administraciones en declive puede ser el revulsivo para alcanzar acuerdos rápidos, aunque no cierren la caja de pandora que abrió la renegociación. Hace 23 años inició el tratado en un ambiente mundial favorable a la apertura y los acuerdos multilaterales con la Ronda de Uruguay del GATT, aunque México venía de una economía cerrada y protegida. Pero ambos tenían liderazgos fuertes,  Carlos Salinas en México y George Bush en Estados Unidos, para impulsar un bloque comercial norteamericano. Hoy, Peña Nieto y Trump tienen la mayor desaprobación de la historia reciente de sus países y sus gobiernos, criticados por todo el arco político. También ahora, movimientos nacional populistas como el que llevó a Trump a la Presidencia hacen distinto el escenario mundial, aunque en México, a diferencia de antes, ninguna fuerza cuestiona al TLCAN. Pero ambos gobiernos ven su poder desmoronarse. La presidencia de Trump “ha terminado”, a decir de su principal estratega para llegar a la Casa Blanca, Steve Bannon, cuya remoción representa una ventaja para las posiciones menos radicales contra el TLCAN. Su administración vive la mayor crisis por sus declaraciones permisivas a la violencia racial en Charlottesville y la salida de los grandes capitanes de empresas de sus consejos. Está urgido de alguna victoria legislativa que reposicione su gobierno y su apuesta por el “ala” menos disruptiva con el statu quo, habla de que no cree alcanzarla con la “revolución nacionalista” y posiciones antisistema de Bannon.      Esos movimientos en el interior de la administración de Trump han dado respiro al gobierno mexicano, a pesar de las duras posiciones estadunidenses al iniciar la renegociación. Pero, sobre todo, el desmoronamiento de la amenaza de Trump se refleja en que esta vez las discusiones se desenvuelven sin la mayor amenaza para las contrapartes de México y Canadá: el Twitter de Trump. Columnista:José Buendía HegewischImágen Portada:Imágen Principal:Send to NewsML Feed:1

Confía la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) delegación Aguascalientes, en que el sector automotriz no se vea afectado por la renegociación del Tratado de Libre Comercio. Su presidente, Salvador González Palomera, estableció que las armadoras establecidas en México son las mismas que están en Estados Unidos, por lo que manifestó su optimismo en []

Tu publicidad aqui

La poca confianza de los mexicanos en que el país saldrá beneficiado de la modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) está relacionada con la baja aprobación ciudadana de la gestión de Enrique Peña Nieto, advierte un estudio del Senado de la República. El informe La opinión pública frente al TLCAN, [] La entrada Alertan desconfianza en TLC por Peña aparece primero en Independiente de Hidalgo.

La renegociación del Tratado de Libre Comercio (TLC) de América del Norte avanzó ayer con el análisis de áreas sensibles, incluyendo agricultura, donde se esperaba que Estados Unidos presionara para proteger a productores minoritarios de hortalizas y frutas. Durante el cuarto día de pláticas en el hotel Warman Park, la delegación de EU buscaba –según Continúa leyendo Presiona Estados Unidos para proteger a sus productores minoritarios de hortalizas y frutas

La poca confianza de los mexicanos en que el país saldrá beneficiado de la modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) está relacionada con la baja aprobación ciudadana de la gestión de Enrique Peña Nieto, advierte un estudio del Senado de la República. El informe La opinión pública frente al Continúa leyendo Baja aprobación de Peña provoca que se desconfíe de la revisión del TLC: Senado

“Por supuesto que la Delegación de Canadá no aceptó y en cuanto a México, el secretario Guajardo ha señalado que no se puede eliminar un mecanismo como este”, revela un funcionario involucrado en el proceso y que pidió el anonimato. El gobierno canadiense ha dicho que estaría listo para salirse del tratado si el gobierno de Donald Trump insiste en este punto

Tu publicidad aqui
Tu publicidad aqui
Tu publicidad aqui
Tu publicidad aqui

 

Hoy Noticia es un directorio de noticias cuya información es generada por diversos medios de comunicación, mostrando únicamente una breve descripción del contenido con su link de referencia al portal de su autoría, respetando así cada uno de los créditos correspondientes con la información que aquí se muestra.

Hoy Noticia, NO es autor, NI responsable de los contenidos de este portal.