Hoy Noticia
Inicio ¿Quienes somos? Mapa del sitio Contactanos

El Procurador aseguró que se trató de una destitución fundamentada en la violación de los principios éticos de la dependencia y no sólo por el caso de Emilio Lozoya, extitular de PEMEX, sino por otras revelaciones que van en contra del debido proceso.

Braskem, la filial petroquímica de Odebrecht, acompañó "de tiempo completo" la campaña presidencial de Enrique Peña en 2012, según Carlos Fadigas, exdirector de la compañía. Fadigas actualmente es testigo colaborador ante la justicia de Brasil para esclarecer el caso de corrupción internacional conocido como Lava Jato. "Acompañamos de tiempo completo toda la campaña del PRI, del partido PRI, y del actual Presidente Enrique Peña Nieto. "No sólo de él, sino también de su equipo", expresó Fadigas en una reunión privada con inversionistas realizada en febrero de 2013, según consta en una transcripción del encuentro. Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) obtuvo nuevos documentos que revelan que Braskem intervino durante los días de la campaña de Peña con tres transferencias por 1.5 millones de dólares en total a la empresa Latin America Asia Capital. La firma, ubicada en Islas Vírgenes, ha sido vinculada por testigos protegidos en Brasil con Emilio Lozoya Austin, quien se desempeñaba en 2012 como coordinador de Vinculación Internacional del candidato del PRI. El 14 de agosto, Reforma y MCCI publicaron que en plena contienda electoral de 2012, la constructora Odebrecht transfirió 3 millones 140 mil dólares en siete depósitos a la empresa ligada a Lozoya, en pago por supuestos favores. Con los nuevos documentos, ahora se sabe que tres de esas transferencias provenían de Braskem, que en aquellos días construía la planta Etileno XXI en Veracruz en alianza con la mexicana Idesa. Los documentos revelados por MCCI --que incluyen estados de cuenta de transferencias desde el Meinl Bank-- fueron integrados a la carpeta de investigación FED/FEPADE/UNAI- CDMX/0001139/2017 que tiene abierta la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade). "Ya hemos tenido conversaciones con el Gobierno de México, no sólo con el Presidente Enrique Peña Nieto, también con Emilio Lozoya, actual presidente de PEMEX, y me parece que la dirección en la que quieren ir, es muy coherente con la campaña", dijo Fadigas a inversionistas en la reunión en la que reveló que Braskem había acompañado "de tiempo completo" al candidato priista. Lozoya ha negado en reiteradas ocasiones cualquier vínculo con Latin America Asia Capital y ha asegurado que demandará a los testigos brasileños por dañar su honor. Braskem, por su lado, se ha deslindado de actos ilícitos cometidos por Odebrecht en sus operaciones en México. Más información en https://www.elsiglodedurango.com.mx

Santiago Nieto debió haber sido destituido no el viernes pasado, sino cuando menos hace 17 meses por violar la secrecía de una investigación en curso y afectar el debido proceso. De ligereza al hablar con la prensa, Nieto solía procurarla de información reservada, delicada y confidencial, con lo cual obstruía o saboteaba acciones judiciales. En esa misma línea estuvo cuando la semana pasada le informó a Reforma detalles de la investigación contra el ex director de PEMEX, Emilio Lozoya, por el presunto delito de haber inyectado dinero de la empresa brasileña Odebrecht en la campaña presidencial de 2012. La diferencia es que ahora sí hubo consecuencias para el fiscal especializado para Delitos Electorales: lo cesaron. La destitución de Nieto provocó que los principales diarios de la Ciudad de México coincidieran en esa acción como su información más relevante del sábado, una homologación circunstancial pocas veces vista. Fue el contexto en el cual lo despidieron lo que levantó la polémica. El procurador general interino, Alberto Elías Beltrán, dijo que actuó en el marco de la ley, mientras los abogados de la PGR y de Nieto chocaron en las interpretaciones legales. El problema está empapado, por las formas y los antecedentes, de política. Cierto. La ley se politizó, pero pocas veces tan justificadamente como esta, donde fue tolerante con Nieto desde que asumió el cargo en febrero de 2015, y se volvió intolerante cuando, en vísperas de arrancar el proceso electoral de 2018, la Presidencia de Enrique Peña Nieto volvió a ser objeto de cuestionamiento por corrupción. A mediados de agosto, revelaciones sobre la corrupción de Odebrecht en México fueron publicadas por O Globo. Testimonios de ejecutivos de la empresa ante la Fiscalía brasileña señalaban a Lozoya como un activo estratégico, y lo procuraron con dinero por los beneficios que les podía dar cuando fuera un alto funcionario del nuevo gobierno. Según la Fiscalía brasileña, los ejecutivos aseguraron que le transfirieron alrededor más de 10 millones de dólares para que les ayudara con licitaciones, una imputación que ha negado sistemáticamente Lozoya. No ha habido un señalamiento directo que el dinero fuera a parar a la campaña presidencial de Peña Nieto, especie que ha tomado carnet de identidad por el hecho que varios pagos, según los ejecutivos brasileños, se hicieron en 2012. En la entrevista con Reforma, Nieto afirmó: “El caso Odebrecht es un caso paradigmático porque atacó a los sistemas electorales de varios países del continente. Entonces, es importante que se pueda mandar un mensaje de que este tipo de conductas bajo ninguna circunstancia van a ser toleradas o van a ser permitidas”.  El fraseo mostró la validez que le dio a la denuncia que presentó el PRD en la Fepade a mediados de agosto para que investigara a Lozoya y la posible canalización de recursos de Odebrecht a la campaña presidencial de Peña Nieto. Ejecutivos de Odebrecht que buscaron negociar un acuerdo de cooperación con el gobierno mexicano a cambio de reducción de acusaciones, dijeron a altos funcionarios de la PGR a principio de año como muestra de lo que podían aportar, que habían canalizado recursos a campañas en Veracruz y Tamaulipas, sin precisar los años ni los destinatarios. No mencionaron nunca la campaña presidencial de 2012, que ha sido el elefante que todos quieren encontrar en la sala. La verdad se ha convertido una víctima de la percepción, pero la percepción ha sido un monstruo creado por la opacidad del gobierno. México es el país que menos ha avanzado en la investigación sobre los presuntos delitos de corrupción de Odebrecht y el que menos transparente ha sido. No quisieron pactar un acuerdo con Odebrecht para que suministrara información lo que no se alcanza a entender, pero que lleva a preguntar si la razón por la cual la PGR rechazó esa cooperación fue para frenar la investigación y para alargar el encubrimiento a funcionarios o ex funcionarios federales. Los prejuicios sobre este caso son inevitables por el andamiaje de protección a todos los involucrados que han levantado las autoridades. La destitución de Nieto es parte de esta cadena que apesta. La acción de Elías Beltrán fue la primera de envergadura realizada, a los cinco días de haberse encargado de despacho. Es muy difícil pensar que actuó con autonomía. Un encargado de despacho no toma nunca decisiones tan delicadas, sino administra la oficina mientras se designa al titular. Se puede alegar, por la forma como funcina la PGR, que fue el ejecutor de una orden presidencial, donde Peña Nieto es el único que pudo haber autorizado esa acción por las consecuencias políticas que arrojaría. En 2015 hubo un caso similar, pero Nieto no fue cesado por violar el debido proceso del entonces subsecretario de Gobernación, Arturo Escobar, cuando declaró públicamente que había tres averiguaciones previas en su contra por presuntos delitos electorales. En aquél tiempo, Escobar anunció que lo denunciaría por violar sus derechos humanos, lo que no sucedió, y el visitador general de la PGR, César Alejandro Chávez, le abrió una investigación por la misma razón, cuyo resultado nunca se conoció. Este es procedimiento que se le debió haber seguido en el caso de Lozoya, pero se violó (PGR) una ley (la PGR) para sancionar la violación (Nieto) de otra ley. En el caso de Escobar, todo quedó en familia. Con la destitución de Nieto, el presidente se disparó en el pie. rrivapalacio@ejecentral.com.mx Twitter: @rivapa

Fuentes federales me aseguran que la orden vino de Los Pinos. Que la instrucción de correr al fiscal para delitos electorales, Santiago Nieto Castillo, no fue una ocurrencia del procurador en funciones Alberto Elías Beltrán. A Santiago Nieto lo tenían en la mira y él les dio una excusa. En la cúpula del Gobierno federal no lo querían desde que apestó el nombramiento del verde ecologista Arturo Escobar como subsecretario de Gobernación. Todo fue empeorando: tras varias declaraciones públicas y filtraciones que realizó como titular de Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE), le achacaban exceso de protagonismo, falta de sigilo en el manejo de las investigaciones y hasta una sutil seducción por complacer la agenda de la oposición, y concretamente de Morena. Pero luego llegó Raúl Cervantes a la PGR y la relación mejoró. Santiago Nieto no era un fiscal cómodo, pero la llevó bien con él, al grado que acudió a su comida de despedida (la foto conmemorativa se hizo pública en la redes sociales del hoy extitular de PGR) y Cervantes dedicó a su labor un elogioso párrafo en su sorpresivo discurso de despedida ante senadores. Quizá por eso tan pronto se fue Cervantes cayó Santiago Nieto. Lo acusan de haber compartido información con los periódicos El Economista y Reforma, que compromete la investigación sobre el caso Odebrecht, pues abre la puerta para que los abogados del exdirector de PEMEX, Emilio Lozoya, le tramiten un amparo por considerar que se vulneró su presunción de inocencia. Esa es la versión oficial. Las formas marcan otra cosa. Es claro que Santiago Nieto Castillo no era cómodo para el Gobierno. Por el caso Odebrecht y por cómo estaba llevando los expedientes contra el PRI: la elección en Coahuila y el caso del exgobernador de Chihuahua César Duarte. Pienso que es imposible que en Los Pinos no hayan calculado el costo político y el impacto mediático de correr a Santiago Nieto. Aun así lo hicieron. Señal de que les vale. Que van por todas. Y la FEPADE es una posición estratégica que no podían dejar en manos de alguien a quien no le tenían confianza. Es verdad que Nieto Castillo se las puso en bandeja, pero no dudaron en tomarla. Claro, se vino el escándalo: las organizaciones de la sociedad civil, las universidades, la prensa incluso internacional. La oposición en el Senado anunció que buscará revertir el cese de Santiago Nieto. Pero necesita dos terceras partes de los votos. Sin el PRI no los tienen. Y aunque de bote pronto el líder priista Enrique Ochoa habló maravillas del extitular de la FEPADE al enterarse de su despido, es previsible que los legisladores de este partido acaten la línea. SACIAMORBOS Este miércoles se presenta el informe conjunto –elaborado por el Inacipe, Jurídicas de la UNAM y el CIDE– sobre el estado de la procuración de justicia en el País. Se prevé una reprobación atroz. Están convocados el gabinete de seguridad federal, la Suprema Corte y procuradores estatales. Lo de FEPADE va a ser tema. @CarlosLoret

La destitución de Santiago Nieto como titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) ha causado polémica, sobre todo debido a que esta destitución viene luego de que Nieto declarara el diario Reforma que el ex Director de PEMEX, Emilio Lozoya, pedía impunidad y lo presionaba para que declarara públicamente su inocencia. Sin embargo, este último ha publicado una carta con la que busca demostrar que nunca existió tal petición y que las declaraciones hechas por Nieto son mentira

USG con ‘tablaroca’ por cuadruplicar mercado, vivienda alto potencial y 25 mdd en NL para exportar *En noviembre el balance de AMIS por golpe de sismos; Conasami el miércoles y alza en puerta; SHCP, Banxico y PEMEX cambios; plan fiscal de Trump otro escollo ASÍ COMO EL terremoto de 1985 trajo cambios a la regulación [] La entrada Nombres, nombres y nombres aparece primero en Periódico Correo.

La remoción del fiscal para delitos electorales, Santiago Nieto es un capítulo más de esa historia que en Brasil algunos han llamado el gobierno de los jueces y en la cual todo indica que estamos a punto de sumirnos de lleno. Santiago Nieto no es un fiscal que se haya distinguido por una labor muy destacada. Es difícil recordar alguna decisión de real trascendencia en su gestión, pero, tampoco, ha sido malo en su labor. Pero, sin duda, será recordado por esa compulsión de convertir su desempeño judicial en un espacio abierto para los medios. Al ahora exfiscal Nieto le gustan los medios y le gusta difundir su labor en ellos. En esta ocasión su cese se dio por divulgar al periódico al que suele confiarle sus averiguaciones previas, detalles del caso de Emilio Lozoya en relación con la investigación de Odebrecht. Una carta enviada en agosto, donde el exdirector de PEMEX pedía a través de sus abogados que se le informara sobre su situación legal, la convirtió Nieto en amenazas y presiones en su contra. No es inédito. Hace unos años, se metió de lleno en otro caso polémico, la designación de Arturo Escobar como subsecretario en Gobernación, iniciando una acción penal contra el dirigente del Verde que llevó a su renuncia, pero que obligó al fiscal a desistirse, por lo infundada de esa acusación e incluso a disculparse ante el juez que tomó el caso. En ese momento Nieto podría haber sido, sin mayor trámite, separado de su cargo, pero no pasó nada. En esta ocasión, con su declaración a los medios, Nieto ha logrado un nuevo momento de protagonismo, pero también ha violado las normas y paradójicamente le puede haber dado una enorme ayuda al propio Lozoya por haber violado su derecho a un debido proceso. No se trató de una simple filtración, fue una declaración del propio fiscal. Por bastante menos que eso, muchos de los mismos que ahora exigen que el fiscal sea reinstalado en su cargo, reclamaron la libertad, y la obtuvieron, de la secuestradora Florence Cassez. Desperdicié tres horas este fin de semana viendo el documental de Kate del Castillo sobreEl Chapo y Sean Penn. Un desastre total (¿qué le pasa a Epigmenio Ibarra?Antes se podía estar o no de acuerdo con la línea de sus trabajos, pero eran, en su mayoría, impecables, ahora terminan entre el panfleto y el humorismo involuntario, hasta la vida sexual de Kate del Castillo es presentada como una conspiración de Estado), pero más allá de eso, durante más de media hora Epigmenio y sus cercanos colaboradores morenistas pontifican en el documental sobre la supuesta violación a los derechos humanos de la actriz porque se difundieron sus correos electrónicoscon El Chapo. A todos les pareció terrible y una demostración de cómo se linchó a la pobre Kate que sólo quiso hacer negocio, dice ella, con Sean Penn y El Chapo. Pero ahora que estamos no ante una filtración, sino ante una declaración de prensa del propio fiscal que daña una de las principales investigaciones judiciales que tenemos en curso y donde se ha pedido a todo el aparato judicial extrema secrecía, resulta que se trata de una violación de los derechos, pero no del investigado, en este caso Lozoya, sino del fiscal Nieto. No se trata de defender a Lozoya y apoyar a Nieto. En este mismo espacio hemos insistido en la necesidad de llegar hasta el fondo en el caso Odebrecht y en otros despropósitos que se cometieron en PEMEX como la compra de plantas de fertilizantes inservibles. Pero cuando los jueces y fiscales se quieren convertir en protagonistas, cuando tienen una participación política y mediática que va más allá de las necesarias para su función, los resultados son fatales. No necesitamos otro Pablo Chapa Bezanilla, aquel fiscal de los casos Colosio y Ruiz Massieu que tanto daño hizo al sistema de justicia (y a la vida política del país) politizando sus investigaciones a un grado tan extremo que primero tenía a un culpable y luego veía cómo construir una investigación para inculparlo. No digo que Nieto haya llegado a esos extremos, pero ante una elección como la que viene el año próximo lo último que necesitamos es un fiscal electoral con ambiciones políticas y protagónicas. No vamos a tener, porque no podemos tenerlos, fiscales puros, que no tengan opiniones e incluso carreras ligadas a la política (Nieto, por ejemplo, es un hombre cercanísimo a JaimeCárdenas, una pieza central del equipo de López Obrador, lo cual no lodescalificó para ser fiscal), pero lo que no puede ser es que los fiscales litiguen en los medios y violenten los procesos haciéndolo, rompiendo el secreto de las indagatorias. Quizá, la decisión del procuradorAlberto Elías Beltrán haya sido políticamente imprudente, pero legalmente fue impecable. No es descabellado pensar que en el Senado las distintas fuerzas opositoras logren reinstalar en su cargo al exfiscal Nieto e incluso, como han dejado trascender este fin de semana, que bloqueen la aprobación del Paquete Económico con esa coartada. Pero a nadie le conviene partidizar y mediatizar la justicia. Es un error que puede tener costos altísimos, políticos e institucionales.   Columnista:Jorge Fernández MenéndezImágen Portada:Imágen Principal:Send to NewsML Feed:0

Algo raro hay detrás de la remoción de Santiago Nieto como fiscal electoral. ¿Por qué el presidente Peña tomó esta decisión en vísperas de la elección presidencial de 2018? Fue el procurador interino, Alberto Elías Beltrán, quien removió a Nieto. Supuestamente, el fiscal electoral había violado el código de conducta de la institución al haber revelado información sobre el caso de Emilio Lozoya y los presuntos sobornos que recibió de la empresa brasileña Odebrecht. No minimizo la gravedad de contravenir la secrecía de una investigación judicial pero, caray, esto es una práctica común en nuestro país que desgraciadamente no se castiga. De hecho, este gobierno, el de Peña, ha filtrado todo tipo de informaciones de casos judiciales que deberían haberse mantenido en secreto. Incluso lo han hecho con mala leche, para ganar elecciones, como ocurrió este año cuando salió a la luz pública que la PGR estaba investigando a la familia de Josefina Vázquez Mota, candidata del PAN a la gubernatura del Estado de México, por lavado de dinero. A la postre, la supuesta investigación resultó en nada. Pero el golpe fue fundamental para tirar las preferencias electorales a favor de Josefina quien, después de esta filtración, ya no pudo levantarse en la competencia mexiquense. Que yo sepa, no corrieron a nadie de la PGR por haber violado la secrecía de la supuesta indagación. Y este es un solo caso de muchos que han ocurrido este sexenio donde funcionarios de la procuraduría filtran información a los medios. ¿Por qué ahora sí castigaron a Nieto al dar una entrevista y revelar supuestas presiones de Lozoya para eximirlo por el caso Odebrecht? Para empezar, yo no tengo duda de que, aunque formalmente la remoción la hizo el procurador, fue el presidente Peña quien tomó la decisión en última instancia. Francamente, no veo a un procurador interino determinando tan importante acción sin consultar o recibir la orden directamente de Los Pinos. La pregunta, insisto, es por qué. Claramente, Peña consideró que era mejor correr a Nieto ahorita con todo los costos que esto puede acarrear. Ya lo estamos viendo. La oposición, junto con grupos de la sociedad civil, intelectuales, comentaristas y académicos, ha condenado la decisión en términos muy duros. Además, el Senado ya anunció su intención de revertir la remoción de Nieto, cosa que se ve difícil porque el PRI, junto con el Verde, casi tiene mayoría en la Cámara alta. El tema es que Peña indiscutiblemente tendrá que pagar costos por haber destituido a Nieto. Pero, como mencioné, supongo que calcularon que estos serían menores que haberlo dejado en su puesto o despedirlo más adelante. ¿Por qué se convirtió el fiscal electoral en un riesgo para el gobierno de Peña? No lo sabemos de cierto. Lo que sí conocemos es que Nieto estaba investigando un caso muy gordo que sí podía afectar directamente al Presidente y su partido. De acuerdo a exfuncionarios de alto nivel de la constructora Odebrecht, quienes testificaron a cambio de una reducción en sus penas, le habrían entregado más de diez millones de dólares a Emilio Lozoya. Los primeros cuatro millones cuando éste se desempeñaba como encargado de asuntos internacionales de la campaña presidencial de Peña. Según la fiscalía brasileña, existe la evidencia de que sí salió el dinero de Odebrecht a cuentas que les habría dado Lozoya en lugares como Liechtenstein. De acuerdo a los abogados defensores del exdirector general de PEMEX, su cliente no retiró ni un solo centavo de este dinero. ¿Qué pasó, entonces, con esos recursos? ¿Siguen en esas cuentas o alguien los sacó? ¿Para qué se utilizaron? ¿Llegaron a la campaña de Peña? Esas son las preguntas que supuestamente estaba investigando la PGR y, por los tiempos en que habrían llegado los primeros cuatro millones, por la Fiscalía Especial para Asuntos Electorales, cuyo titular era Santiago Nieto. No más porque lo han removido. Hace unos días escribí que al PRI, el partido más rechazado por la ciudadanía, por increíble que pareciera, se le estaban alineando las estrellas para ser competitivos en la elección presidencial de 2018. Todo eso se podría ir a la basura en caso de que explotase un caso gordo de corrupción que salpique muy arriba. Eso sí que significaría la sepultura del tricolor. En varios países de América Latina, el Caribe y África han sido los sobornos que repartió Odebrecht a políticos en funciones o en campaña. ¿Será que, para evitar lo mismo en México, removieron a Santiago Nieto como fiscal electoral?                 Twitter: @leozuckermann   Columnista:Leo ZuckermannImágen Portada:Imágen Principal:Send to NewsML Feed:0

Muerde el pastel, no te va a pasar nada,                 quiero pegarle a la piñata de tu hermana.                 Molotov, Queremos pastel.   Algo está podrido y no es precisamente en Dinamarca, sino en el sistema jurídico mexicano. De cabo a rabo. Sólo alguien de ingenuidad inmensa puede desvincular dos hechos públicos de la semana pasada. Un juez administrativo dictaminó la suspensión definitiva —eso que llaman amparo— para la empresa brasileña Odebrecht, constructora especialista en sobornar a funcionarios sobornables donde los haya. Que en todos lados hay. Cuando Odebrecht, que así se llama la compañía brasileña, no está acusada de delitos administrativos, sino penales. Casi en simultáneo, don Alberto Elías Beltrán, subprocurador en funciones, luego de la salida de la Procuraduría General de la República de Raúl Cervantes, afamado fiscal carnal, decidió cesar fulminantemente al fiscal para la atención de delitos electorales, el queretano Santiago Nieto Castillo. La causa del despido fulminante es que Nieto Castillo le contó al diario Reforma, que la entidad a su cargo estaba investigando a Emilio Lozoya Austin, director durante cuatro años de PEMEX, por haber recibido de Odebrecht jugosos sobornos hasta por un total de diez millones de dólares. En la imaginaria política, a cambio de esas aportaciones —que irían a parar a los gastos de la campaña de Peña Nieto, de la que Lozoya Austin era coordinador internacional— la compañía brasileña sería beneficiada, entre otras cosas, con los contratos para refinerías en Tula y otros sitios.  Nada nuevo bajo el sol, ciertamente. Don Emilio Lozoya hizo circular la carta que le envió a la PGR, donde pide, con todo derecho, que si hay alguna indagatoria en su contra,  le hagan conocer el expediente; en ninguna parte del texto hay amenazas. En las declaraciones que dice el diario Reforma que Nieto le hizo, tampoco hay presunción de delito. O Globo, un diario prestigiado de Brasil, dio a conocer, hace un par de años, estos sobornos a muchos políticos, inclusive de Estados Unidos; pero lo que nos interesa son los mexicanos. Según este medio, el soborno a Lozoya Austin se hizo a través de una compañía fantasma en Córdoba, Veracruz. Compañía ligada al hoy reo en proceso de divorcio, y antes gobernador de Veracruz, Javier Duarte. Uno de cuyos achichincles fue detectado con 25 millones de pesos en efectivo en el aeropuerto de Toluca, destinados a la campaña de nuestro señor Presidente. Así, ¿o más claro? Santiago Nieto Castillo, quien desde su inicio fue un funcionario incómodo, ahora ya sabe por qué lo corrieron. Si le interesa saber, Lozoya Austin duerme muy tranquilo. PILÓN.- El independiente candidato a la Presidencia de la República, Jaime Heliodoro, alias El Bronco, resulta que depende mucho de lo que los nuevoleoneses aportamos por la vía de los impuestos, y ahora se sube a muchos ruleteros. En su campaña prometió abolir la tenencia de los automovilistas. No hay tal. Luego esbozó que va a copiarle a Miguel Ángel Mancera el Hoy No Circula, para cobrarle a todas las agencias verificadoras su comisión. Ahora, alguien le aconsejó que joda a los vehículos que con placas de otro estado circulen por Nuevo León; les obligue a un censo y a una paga. Se trata, dicen, de 302 lanas por mes para poder circular en el estado con placas de otra entidad. Cualquier persona puede consultar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, cosa que El Bronco no ha hecho. Recomiendo la lectura de los artículos 11 y 16. El señor gobernador también puede leer otras cosas.   Columnista:Félix Cortés CamarilloImágen Portada:Imágen Principal:Send to NewsML Feed:0

El Senado de la República tomará dentro de algunos días una decisión de trascendencia histórica. Por primera vez ejercerá la facultad de objetar una decisión del Ejecutivo. Hasta ahora, lo más lejos que el Senado ha podido llegar es a no dar su visto bueno a una pretensión de alguno de los otros Poderes. Lo ha hecho al regresar ternas elaboradas por el Ejecutivo para nombrar ministros de la Suprema Corte, como lo hizo en 2010. También ha objetado nombramientos para embajadores, como sucedió en 2009 con Emilio Goicoechea, exsecretario particular del presidente Vicente Fox, para encabezar la misión diplomática de México en Nueva Zelanda. Pero ésta es la primera vez que el Senado de la República se pronunciará sobre una decisión ya tomada por parte del Ejecutivo. Me refiero a la remoción del fiscal especial para la Atención de Delitos Electorales, Santiago Nieto. El viernes pasado, Nieto fue despedido por Alberto Elías Beltrán, encargado de despacho de la Procuraduría General de la República, por violar la reserva de información en investigaciones en curso. “No podemos permitir que se violente el nuevo Sistema Penal Acusatorio”, aseveró Elías Beltrán, quien puntualizó que la remoción del fiscal especial se debió a que, con recientes declaraciones a los medios, desacató el Código de Conducta de la PGR. Días antes, Nieto había denunciado presiones por parte del exdirector de PEMEX, Emilio Lozoya, quien es investigado por el presunto uso de dinero obtenido de forma ilegal, producto de sobornos de la empresa brasileña Odebrecht, en actos de campaña del PRI. Dicha acusación fue desmentida por Lozoya, quien hizo pública una comunicación que tuvo con Nieto, en agosto pasado, en la que solicitó al fiscal “se me haga del conocimiento (…) si existe en mi contra alguna imputación y el contenido de la misma”. El caso ha generado una gran polarización en la opinión pública, con declaraciones encontradas por parte de especialistas en derecho, pero, sobre todo, en el Senado de la República, instancia que decidirá si se mantiene la decisión de la PGR o se revoca. Dicha facultad es nueva y fue inscrita en la Constitución apenas en 2014, con motivo de la reforma que crea la Fiscalía General de la República, órgano que debe sustituir a la PGR una vez que sea aprobada la ley orgánica producto de esa reforma. En uno de los artículos transitorios de la reforma, el número 18, se establece la facultad que se otorga al Senado para que, por mayoría calificada de dos tercios, revise, en un plazo de diez días hábiles, la decisión del fiscal general de remover a alguno de los fiscales especiales que formarán parte de la nueva institución —el de Asuntos Electorales, entre ellos—, se ejerza por mayoría simple en el caso de los actuales fiscales especiales, cuyo cargo fenece en 2018. Es decir, la remoción del actual titular de la Fepade puede ser rechazada por la mitad más uno de los senadores presentes. De asistir todos los integrantes de la Cámara alta a la sesión en la que se tome esa decisión, bastarán 65 votos para echar abajo la decisión de Elías Beltrán. Como digo arriba, la remoción de Nieto ha polarizado a los senadores. Por un lado, está la bancada oficialista (PRI-Verde), de 62 miembros; por otro, la fuerza combinada de las fracciones parlamentarias del PAN, PRD y PT-Morena, que suman 61. En medio, se encuentran cinco senadores independientes, de cuyo voto podría depender que la remoción de Nieto se sostenga o que el fiscal especial tenga que ser reintegrado en sus funciones. Los independientes son Manuel Cárdenas, quien presumiblemente votaría con el oficialismo y apoyaría la decisión de la PGR, así como Luisa María Calderón, Armando Ríos Piter, Raúl Morón y Alejandro Encinas, quienes podrían votar por echar abajo la remoción de Santiago Nieto. Si es el caso y todos los senadores están presentes a la hora de la votación, ésta quedaría 65-63 por reintegrar a Nieto. Pero la situación se complica aún más al no existir en el reglamento del Senado ni en ley alguna el procedimiento para que la Cámara alta haga efectiva su facultad de revisar la remoción del fiscal. ¿El tema debe ser abordado, primero, en comisiones o por el pleno? ¿Debe otorgarse audiencia o no a Santiago Nieto y Alberto Elías? ¿Qué hacer en caso de empate en la votación? Eso estará a discusión esta semana.   Columnista:Pascal Beltrán del RíoImágen Portada:Imágen Principal:Send to NewsML Feed:0

Notimex La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) coordinó y supervisó las labores de contención de aceites vertidos a cauces de los ríos La Silla y Santa Catarina, por un incendio en una...La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) coordinó y supervisó las labores de contención de aceites vertidos a cauces de los ríos La Silla y Santa Catarina, por un incendio en una empresa ubicada al interior del Parque Industrial La Silla, Guadalupe, Nuevo León.Ello, luego que el agua utilizada para combatir el siniestro, ocurrido la noche del sábado pasado en las instalaciones de la empresa Retalsa, dedicada al reciclaje de aceites y tambores, arrastró hidrocarburos remanentes hasta los cauces de ambos afluentes que cruzan los municipios de Juárez y Cadereyta.Con la participación de elementos de Protección Civil y personal de Petróleos Mexicanos (PEMEX) y la firma Isali, se instalaron cordones oleofílicos para evitar que dichos contaminantes siguieran corriendo aguas abajo.Ante esa situación, la delegación federal de la Profepa en Nuevo León instaurará el procedimiento administrativo correspondiente contra dicha empresa, la cual deberá reparar el daño ambiental causado.Los cordones oleofílicos fueron proporcionados por PEMEX, mientras que elementos de Protección Civil de los municipios de Juárez, Guadalupe y Cadereyta realizaron las actividades de acordonamiento para evitar que personas ingresaran al agua.El organismo federal señaló que se realizarán las labores de limpieza y remediación correspondientes para evitar la dispersión del aceite.Detalló que el incendio fue atendido y sofocado por personal de Protección Civil de Guadalupe y el Cuerpo de Bomberos de Guadalupe, Juárez y del Estado, y también participaron empresas privadas.

Tu publicidad aqui

Notimex Elementos del Grupo de Reacción de Fuerza Coahuila y del Mando Único lograron la detención de Salomón Ayup, "El Monchis", sobrino de Juan Manuel Muñoz Luévano, "El Mono Muñoz", por ordeñar ductos de...Elementos del Grupo de Reacción de Fuerza Coahuila y del Mando Único lograron la detención de Salomón Ayup, "El Monchis", sobrino de Juan Manuel Muñoz Luévano, "El Mono Muñoz", por ordeñar ductos de Petróleos Mexicanos (PEMEX) en el municipio de Matamoros.En el operativo se logró también la captura de otras dos personas que se identificaron como Fernando (N) y Javier (N) y fueron puestos a disposición del Ministerio Público federal, donde se determinará su situación legal.El secretario de Gobierno de Coahuila, Víctor Zamora Rodríguez, informó que además se logró el aseguramiento de una pipa con gasolina, un arma de fuego, así como dinero en efectivo, que fue puesto a disposición de las autoridades correspondientes.Puntualizó en un comunicado que en Coahuila de combate el robo de hidrocarburos y debido al operativo coordinado entre agentes de Fuerza Coahuila y del Mando Único, se logró está detención.Destacó que estas acciones son ordenadas en el Grupo de Coordinación Operativa, que encabeza el gobernador Rubén Moreira Valdez, para fortalecer los operativos y las estrategias para evitar el robo de hidrocarburos y el cuidado de los ductos en la entidad, donde ya se han logrado varias detenciones.Zamora reiteró el compromiso del gobierno del estado, de seguir brindando seguridad a todos los coahuilenses con el objetivo de dejar una entidad fuerte en materia de seguridad.

Luis Negrete XICHÚ, Guanajuato. El presidente nacional del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador, dijo en Xichú, Guanajuato, que someterá a consulta la necesidad de descentralizar el gobierno federal de la Ciudad de México. Refirió que cuando las ciudades concentran gran población, se incrementan los problemas y puso el ejemplo de la capital del país que sufrió hace unos días una severa dificultad, derivada del sismo. Indicó que en la Ciudad de México podría permanecer la presidencia y las Secretarías de Hacienda, Gobernación y Relaciones Exteriores y sacar a los estados el resto de las dependencias. Ya no es recomendable que sigan creciendo las ciudades poblacionalmente porque no hay agua, tenemos muchos problemas de contaminación y viales", señaló el político, quien realizó una gira de cuatro días por Guanajuato. Sostuvo que se tiene que promover un crecimiento parejo y apoyar a todas las regiones del país. Dejo a consideración de sus simpatizantes la conveniencia de instalar la Secretaría de Marina en Veracruz; la Defensa Nacional, en Jalisco; Energía, en Tabasco; Salud, en Guerrero; Educación Pública, en Puebla; Desarrollo Social, en Chiapas o Oaxaca; Economía, en Nuevo León; Agricultura, en Sonora; Comunicaciones y Transportes, en San Luis Potosí y Cultura en Tlaxcala. Expuso también mandar a La Comisión Nacional del Agua a Veracruz; la Comisión Federal de Electricidad a Chiapas, PEMEX a Campeche; Nacional Financiera a Guanajuato; la Comisión de Pesca, en Mazatlán; el Servicio de Administración Tributaria y la Administración de la Aduanas, en Tamaulipas; la Comisión Forestal, en Durango; así como Minería, en Chihuahua. Sostuvo que esto sería un proceso complejo pero que se tiene que iniciar con el análisis. Con ello, aseguro, habría un crecimiento más parejo de la economía y se combatirla la pobreza en las zonas más vulnerables del país. Finalmente dijo que será el 20 de noviembre cuando presente su "Proyecto Alternativo de Nación", definitivo.   sarr Contenidos Relacionados:Canacintra quita a líder proAMLOCese de fiscal electoral de PGR es prepotente y arbitrario: AMLO‘Faramalla’, reunión del PRI para elegir candidato presidencial: AMLO

Tania Rosas CIUDAD DE MÉXICO El coordinador de los diputados del PAN, Marko Cortés, pidió a los senadores impedir el intento de golpe a la democracia e impugnar la remoción de Santiago Nieto como titular de la Fiscalía Especial para la Atención  de Delitos Electorales (FEPADE). Ilegal, destitución de Santiago Nieto: PRD El legislador añadió que el espíritu de la ley es que el Fiscal permanezca en el cargo hasta el 30 de noviembre de 2018, después del proceso electoral. Opinó que la remoción de Santiago Nieto es un ejemplo que evidencia la restauración del autoritarismo priista, la cual no se debe permitir bajo ninguna circunstancia. Es evidente que el Fiscal fue removido del cargo porque le es incómodo al Gobierno Federal  por las investigaciones relevantes que lleva a cabo,  como es el posible uso de dinero ilegal en la campaña presidencial de 2012 proveniente de sobornos pagados por la empresa Odebrecht a funcionarios de PEMEX, así como delitos electorales cometidos por el PRI en las elecciones de Coahuila este año", consideró. Contenidos Relacionados:Ilegal, destitución de Santiago Nieto: PRDRemueven de titularidad de Fepade a Santiago NietoImposible, que partidos se sostengan de cuotas: Santiago NietoGamboa Patrón tratará caso de Santiago Nieto con titular de PGR

El abogado Javier Coello Trejo, afirma de forma categórica que existen violaciones a los derechos humanos de Emilio Lozoya Austin, ex director general de Petróleos Mexicanos (PEMEX). También Coello Trejo invita a que Santiago Nieto Castillo, ex titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade), acepte los errores cometidos en su The post Existen violaciones a los derechos humanos de Emilio Lozoya: Javier Coello appeared first on IMPACTO.

Tu publicidad aqui
Tu publicidad aqui
Tu publicidad aqui
Tu publicidad aqui

 

Hoy Noticia es un directorio de noticias cuya información es generada por diversos medios de comunicación, mostrando únicamente una breve descripción del contenido con su link de referencia al portal de su autoría, respetando así cada uno de los créditos correspondientes con la información que aquí se muestra.

Hoy Noticia, NO es autor, NI responsable de los contenidos de este portal.