Hoy Noticia
Inicio ¿Quienes somos? Mapa del sitio Contactanos

Reuters Washington, EU. El Ejército de Estados Unidos recibió la solicitud de que se prepare para albergar a 20 mil niños, dijeron el jueves funcionarios, mientras los esfuerzos del presidente Donald TRUMP por revertir una política de separar a las familias de inmigrantes ilegales se vieron afectados por la confusión. Si bien no se ha []

El presidente de Estados Unidos, Donald TRUMP, se reunió con familias de ciudadanos muertos en delitos cometidos por migrantes indocumentados para destacar la situación de las familias estadounidenses separadas permanentemente.TRUMP buscó responder ayer a la tormenta de críticas que ha envuelto a la Casa Blanca sobre la separación forzada de los niños de sus padres migrantes después de los cruces fronterizos ilegales."Estamos reunidos hoy para escuchar a las víctimas estadounidenses de la inmigración ilegal. Estos son los ciudadanos estadounidenses separados para siempre de sus seres queridos, quienes fueron asesinados por criminales migrantes ilegales. Estas son las familias que los medios ignoran".El Presidente criticó la cobertura de los medios de las imágenes de niños separados de sus padres en la frontera Sur."Escuchas el otro lado, nunca escuchas este lado", afirmó TRUMP .El Presidente se centró en las familias cuyos seres queridos fueron asesinados y no temporalmente separados.Su aparición se produjo horas después de que sugiriera que algunas de las historias actuales de separación eran "noticias falsas".

Estados Unidos.- Numerosas fotos y videos circulan en internet desde que el presidente de Estados Unidos, Donald TRUMP, implementó su política de tolerancia cero con inmigrantes, que llevó a…

Notimex Cuando se piensa en alguna ciudad de Estados Unidos para visitar, pocas veces se considera a la capital del país como una opción, sin embargo, ésta ha inspirado a miles de personas y se coloca como...Cuando se piensa en alguna ciudad de Estados Unidos para visitar, pocas veces se considera a la capital del país como una opción, sin embargo, ésta ha inspirado a miles de personas y se coloca como una metrópoli llena de cultura y belleza.Si hay que hacer una visita rápida de trabajo por la ciudad, hay puntos turísticos por considerar como básicos, aunque sea una estancia corta por un día o tres, la ciudad ofrece vistas maravillosas por la mañana y por la noche, ya que los monumentos están iluminados.Al salir del aeropuerto, la capital recibe a propios y los visitantes con una vista del obelisco, para pronto poder observar el Capitolio, y edificaciones que muestran el poderío de la capital de uno de los países más ricos del mundo.Washington está diseñada de tal forma que es difícil perderse, calles con letras y números en orden preciso, y en cualquier caminos que se desee tomar hay algo por ver o descubrir, ya que es conocida como la ciudad de los museos.Y bien, hay cinco puntos indispensables para conocer:1.- El Lincoln Memorial, sin duda es un sí o sí en la lista, y es justo ese lugar que hemos visto cientos de veces en películas. Y es que mucho de la historia del país tiene que ver con él, un ejemplo de ello es que fue en sus escalinatas donde Martin Luther King Jr. proclamó su famoso discurso “I have a dream”.Ya sea por la enorme estatua del expresidente Lincoln, o porque de frente se encuentra la piscina que lleva al Monumento a Washington (obelisco), el cual se refleja y permite tomar la foto perfecta, el lugar es sobrecogedor, y se puede visitar de forma gratuita.2.- El Monumento a Washington. También forma parte de este complejo de construcciones que se ubican a lo largo de la franja de espacios verdes abiertos conocidos como The National Mall.Tiene una altura de 169.3 metros, y se ha convertido en el segundo obelisco de mayor tamaño en el mundo. La construcción es representativa de la Unión Americana, y rodeado de banderas de esta nación se ubica alrededor de un kilómetro de distancia del Capitolio.3.- El Capitolio. Otro de los obligados durate la visita y que forma parte del complejo es sin duda este, ya que en él se albergan las dos cámaras del Congreso de Estados Unidos. Es un impresionante complejo que está coronado con una enorme y simbólica cúpula que es abrazada por columnas de mármol blanco.En la parte superior de la cúpula se erige una estatua de un hombre que mira al este, y que representa la libertad.4.- La Casa Blanca. Es la residencia oficial y centro de trabajo del presidente de Estados Unidos, se encuentra sobre la avenida Pensilvania y fue inaugurada el 1 de noviembre de 1800, es uno de los espacios más concurridos, ya que frente a ella suele haber manifestantes, donde incluso uno de ellos protesta desde 1981.Cuenta con tres plantas, la primera ocupada para la recepción de diplomáticos, y donde se encuentran las diferentes oficinas, incluyendo la famosa oficina oval, mientras que el segundo piso es utilizado como residencia familiar, misma que actualmente es ocupada por el presidente Donald TRUMP y su esposo Melania, y la tercera planta consta de sala de juegos, solárium, y otros salones.5.- Museos Smithsonian. A los costados y cerca del National Mall se ubican 16 museos que forman parte del complejo de la Fundación Smithsonian, tal es el caso del Museo del Aire y Espacio, el de Historia Natural, el de Arte Americano, el de Historia Americana, y el zoológico, entre otros, además de diversas galerías.Todos ellos son gratuitos, y abren todos los días, excepto el 25 de diciembre, en un horario entre las 10:00 y las 17:30 horas.Si bien es casi imposible recorrer todos los museos y lugares históricos en un par de días, se debe intentar visitar la mayoría, es seguro que no habrá arrepentimiento en ello.

GM comenzará este año con la fabricación del modelo

EFE NOTIMEX La Marina de Estados Unidos está diseñando planes para construir extensos centros de detención para decenas de miles de inmigrantes en bases militares de California, Alabama y Arizona, elevando la participación castrense a fin de implementar la política de "tolerancia cero" del presidente Donald TRUMP. De acuerdo con un documento interno, obtenido por la revista Time y difundido la tarde de este viernes en su sitio de Internet, dirigido a la aprobación del secretario de Marina, se precisa cómo los militares anticipan su papel en la campaña de inmigración de TRUMP. La nota de la Marina describe planes para construir ciudades de tiendas de campaña "temporales y austeras" para albergar a unos 25 mil inmigrantes en aeródromos abandonados en las afueras de Florida, cerca de Mobile, y de Orange Beach, Alabama, y ??cerca de Jacksonville y Pensacola, Florida. Más información en https://www.elsiglodedurango.com.mx

Agencias AGENCIAS La orden ejecutiva firmada por el presidente estadounidense Donald TRUMP podría constituir un riesgo adicional para los niños migrantes separados de sus familiares detenidos en la frontera, advierte un grupo de relatores especiales de Naciones Unidas (ONU). "La orden ejecutiva firmada por el presidente de Estados Unidos el 20 de junio no atiende la situación de miles de niños migrantes separados por la fuerza de sus padres y detenidos en la frontera. "Además, puede conducir a la detención indefinida de familias enteras en violación de las normas internacionales de derechos humanos". El comunicado lo suscriben 11 relatores independientes, entre ellos Felipe González Morales, experto sobre derechos humanos de los migrantes; Nils Melzer, sobre tortura y tratos crueles, inhumanos y degradantes; y Tendayi Achiume, investigador sobre formas contemporáneas de racismo, discriminación racial, intolerancia y xenofobia. Los investigadores de la ONU afirman que "es inaceptable" usar a los niños como instrumento disuasorio ante la migración irregular. Sostienen que la detención de menores de edad constituye una acción punitiva que obstaculiza severamente su desarrollo y en algunos casos puede ser equivalente a "la tortura". "Estamos profundamente preocupados por el impacto y el trauma a largo plazo, incluyendo el daño irreparable que las separaciones forzadas tendrán en los niños". Inquieta particularmente la falta de tratamiento especializado para los niños con discapacidad, así como la situación de los bebés que recibían lactancia materna. Igualmente preocupa la ausencia de un registro adecuado que permita dar seguimiento a los casos y garantizar la reunificación familiar. Alertan que existe el temor legítimo de que algunos niños nunca se reúnan con sus padres, puesto que podrían ser enviados a diferentes partes de la Unión Americana y sus padres deportados. Más información en https://www.elsiglodedurango.com.mx

La ONU denunció este viernes la represión del chavismo por las "graves violaciones de los derechos humanos" perpetradas en Venezuela y pidió a la Corte Penal Internacional de La Haya "mayor implicación" ante la deriva del régimen de Nicolás Maduro. Naciones Unidas dibuja en un informe un panorama aciago que califica de "espiral descendente que no parece tener fin". El presidente de Estados Unidos, Donald TRUMP, salió al paso a las críticas de su política de separación de niños migrantes, reuniéndose con familias que han sido víctimas de crímenes cometidos por inmigrantes indocumentados. "Ellas no están separadas por un día o dos días, están permanentemente separadas porque fueron muertas por extranjeros ilegales criminales. Éstas son las familias que ignoran los medios informativos no hablan de ellas, muy injusto", dijo. El expresidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, encarcelado desde abril pasado, pidió a la Corte Suprema que le conceda la libertad o, al menos, la prisión domiciliar, en un recurso que será analizado durante una crucial sesión judicial que se realizará la semana próxima. Los abogados del exmandatario alegan que hubo parcialidad en el juicio que condenó a Lula da Silva. EFE AP AP Más información en https://www.elsiglodedurango.com.mx

EL UNIVERSAL La búsqueda de menores migrantes separados de sus padres por el gobierno estadounidense es un calvario, según abogados que se esfuerzan en reunificar a las familias, mientras el presidente Donald TRUMP defiende su política diciendo que la separación de los migrantes es temporal, mientras que la de los padres que han perdido a sus hijos a manos de "inmigrantes criminales" es permanente. Tras la orden ejecutiva que firmó TRUMP el miércoles para poner fin a la separación de menores migrantes de sus padres, en el terreno reina la confusión. Nadie sabe a ciencia cierta cuál será la suerte de más de 2 mil 300 niños que, según cifras oficiales, fueron alejados de sus padres a raíz de la aplicación de la política de "Tolerancia Cero", por la que los adultos que entran ilegalmente a Estados Unidos son procesados penalmente y no pueden quedarse con los menores, que por ley no pueden estar en prisiones federales. Abogados migratorios se quejan de que el gobierno no tiene planes para la reunificación de las familias y que trabajan como "detectives privados", para unir a padres con sus hijos, una tarea que comparan con hallar una aguja en un pajar. Michelle Brané, directora de derechos de los inmigrantes en la Comisión de Mujeres Refugiadas, relató las dificultades para conectar padres e hijos cuando éstos son pequeños. A veces no saben su nombre completo, y sólo son registrados con su apodo. Hubo un caso de una niña registrada como una menor de dos años, que usaba pañales. Hablaba quiché, una lengua maya, y nadie entendía lo que decía. Tras mucho trabajo, Brané halló que tenía en realidad cuatro años, no dos, su nombre era otro y su tía estaba detenida "en el mismo centro, encerrada en otra jaula". Agencias Más información en https://www.elsiglodedurango.com.mx

El Universal La política migratoria del gobierno del presidente Donald TRUMP se llama "Tolerancia Cero". Instrumentada para evitar los cruces de personas en la frontera con México, las víctimas son los niños -los más pequeños de meses, los mayores de 16 años-. Desde el pasado 18 de abril, 2 mil menores fueron separados de sus madres y padres y enviados a "refugios" sin una sola explicación. Sus madres, sus padres o los mayores que los acompañaban, y en los únicos en quienes podían confiar, fueron enviados a prisión por el "crimen" de cruzar la frontera, y de pisar suelo de Estados Unidos sin papeles. La mayoría buscan asilo, huyen de la violencia, del asesinato, la violación, la extorsión, el secuestro, en sus naciones de origen. Al cruzar la frontera son aprehendidos, llevados a prisión, donde serán juzgados como criminales. Los centros de detención adonde los menores son enviados pueden estar a más de 2 mil kilómetros de la frontera, cerca de Seattle, en el Center Sea Tac, de manera que las familias pierden contacto. Los menores no saben qué sucede, dónde están, adónde se llevaron a sus padres, no saben si los volverán a ver. El sufrimiento de los niños no tiene límites, el trauma de esta vivencia los marcará de por vida. Se violan los derechos humanos de los niños que no dejan de llorar; las madres tampoco dejan de llorar. Más de la mitad de los encarcelados en ese centro son madres, con hijos hasta de 12 meses que les fueron arrebatados por la Patrulla Fronteriza. ¿Los encontrarán? ¿O serán deportadas solas? Lo que sucede tiene bárbaros antecedentes, documentados en el Museo de la Historia y la Cultura Africano-Americana, exhibida en el "Smithsonian". La narrativa data de 1849 bajo el rubro de "Tiempo de llorar", que muestra la historia de los niños esclavos que eran separados de sus padres esclavos. La madre pedía clemencia a Dios y a su amo, gritaba y lloraba, pero el hijo era arrancado de sus brazos. La madre era vendida al mejor postor. El diario "The Washington Post" ha recordado esta tragedia. Bajo el título: "Barbarie: La Cruel Historia de América de separar a los hijos de sus padres", recoge vivencias de los esclavos y los indios, que eran considerados algo menos que seres humanos. Ninguna familia tenía la seguridad de poder permanecer unida: los esclavos, cuyos amos eran dueños de ellos y de sus vidas, vivían bajo el terror de la separación, que por lo general se hacía realidad. Miles de familias fueron destruidas, decenas de miles de esclavas violadas por los amos. Al final de la Guerra de Secesión cientos de miles de madres y padres buscaban a sus hijos y cientos de miles de hijos buscaban a sus madres. Los anuncios aparecían en los periódicos bajo el rubro de "la última vez que lo vi". Los esclavos eran considerados menos que seres humanos, lo que les ocurría a ellos era impensable que les aconteciera a los blancos, a los amos, imposible que estos fueran separados de sus hijos. Ahí están documentadas historias verdaderas de terror, que hoy en otro tiempo y en otra circunstancia parecen repetirse: la madre que no soltaba a su hijo, la forma en que se lo arrancaban, los gritos de dolor y el llanto, en 1849 los latigazos y la debida obediencia al amo, su dueño, quien la había comprado. Los esclavos luchaban por mantener a sus familias unidas. De acuerdo con archivos y testimonios de la época, lo más difícil de ser vendido era la separación de los padres y hermanos. Están documentadas también otras tragedias de separación familiar, las de las familias indias, a las que no sólo los colonos les arrebataron sus tierras y sus lugares sagrados y exterminaron a la mayoría de las tribus. Los niños indios eran, obligatoriamente, enviados a escuelas de internado, separándolos de sus padres y familiares. No era voluntario, era obligatorio. Se les prohibía hablar sus lenguas tribales, sólo podían hablar inglés, tenían que cortarse el pelo, a la usanza de los blancos, no podían vestir con su ropa tradicional, se les inculcaba el desprecio por su cultura. La exhibición, documentada por el "Post", recoge un testimonio exhibido en el Museo Nacional de Indios- Americanos del "Smithsonian", de Richard Henry Pratt, fundador de la Escuela Industrial India Carlisle, que escribió: "Porque creo en la inmersión de los indios en nuestra civilización, porque creo que cuando estén totalmente inmersos, mantenerlos ahí hasta que estén perfectamente ahogados [fuera de su civilización]". "Más que de populismo o nacionalismo hay que hablar de fascismo, nunca tan cerca como ahora desde los años aciagos del Tercer Reich", afirma Madeleine Albright, quien fuera secretaria de Estado en el gobierno de Bill Clinton, sobre la actual política antiinmigrante de Donald TRUMP. Se anuncia una "ciudad de carpas" para los niños migrantes separados de sus padres, instalada en el desierto de Texas. Será, de hecho, un campo de concentración. Laura Bush, esposa del ex presidente George W. Bush critica la acción contra los niños, similar a los campos de concentración japoneses-americanos de la II Guerra Mundial. Bodegas habilitadas como "refugios", carentes de las mínimas condiciones de bienestar... la tragedia humana desborda toda descripción. Los menores separados de sus familias vienen de vivir situaciones traumáticas: la huida de sus países, el tránsito violento y difícil por México para alcanzar la frontera, y luego el horror de la separación en EU. La política de "Tolerancia Cero" es el rostro de la violencia social y racista aplicada a los inmigrantes. Las víctimas son los niños, el mensaje es claro para quienes buscan una vida mejor y un lugar seguro en el que puedan vivir: habrá "tolerancia cero" a quienes ingresen a EU sin papeles, y serán llamados delincuentes. Es el racismo y la barbarie revividos. Más información en https://www.elsiglodedurango.com.mx

Los espectadores, que abarrotan los estadios rusos, vibran intensamente. Su corazón palpita aceleradamente, su garganta se enronquece de tanto gritar. Desde la víspera, durante el partido y posteriormente al silbatazo final, su mente está dominada por el evento. Y es posible que muchos años después todavía anide en sus recuerdos, como la escena en que Pelé brincó entre los defensas italianos, y su cabeza martilló al balón hasta el fondo la red de la portería del Azteca. Hoy todo México será un espectador centrado en el juego contra Corea. Atento e inmóvil, listo para gritar, sufrir y brincar cuando anote nuestro equipo. Los espectadores ordinarios están pasivamente sentados, viendo las escenas que transcurren ante sus ojos. Pero también hay espectadores activos: irritados, explosivos, críticos, que con sus protestas logran que TRUMP libere de las cárceles a los hijos de los migrantes para que se reúnan con sus familias. La visión de estas escenas, de niños encarcelados, desató un grito universal de los espectadores que no soportaban tal inhumanidad. No se trataba de un gol sino de un crimen contra la unión familiar, algo más importante que los crímenes de los tratados comerciales, militares y acuíferos. Dentro de una semana los mexicanos tendremos que escoger entre la alternativa de ser espectadores indiferentes y pasivos, o jugadores indignados frente a los crímenes: el enriquecimiento explicable por la corrupción, los crímenes inhumanos de los abortos, de los secuestros y desapariciones de nuestros compatriotas, del desabasto de medicinas en nuestros hospitales públicos, del abuso y explotación violenta de las mujeres y los niños, del abandono y erosión de la tierra que nos da de comer cada día. Las campañas políticas del 2018 han movido la conciencia de los mexicanos, de su presente y de su futuro, de lo que hay que empezar a hacer hoy para que las tragedias que presenciamos diariamente disminuyan lo más posible. Los ciudadanos electores no están apoltronados como espectadores de un juego en el que no va el bienestar nacional de por medio. También están a punto de gritar el triunfo de la justicia, de la verdad, del trabajo, de la educación. A medida que se acerca la fecha de las elecciones, su mente y su corazón se acelera porque ya no son espectadores, son electores: su voluntad, sus valores, su inteligencia crítica que discrimina las fantasías y promesas meramente electoreras, de las factibles, realizables a mediano plazo. Son mentes críticas que en estas campañas aplican el principio de “dime con quién andas y te diré quién eres”, para analizar a los candidatos y su equipo. Las estadísticas infladas, los memes repletos de calumnias y afirmaciones falsas les generan una sospecha, no un convencimiento. Son electores que no están en las tribunas sino que han estado en los hospitales, en las escuelas, en las calles y en la ciudad. Andan en el campo de juego corriendo, sudando, luchando por el pan cotidiano y sufriendo las múltiples injusticias, que no son penalizadas con tarjetas rojas de cárcel, son testigos de las infamias que han sufrido algunos de sus allegados. Mañana estaremos en las graderías, pero en una semana estaremos en el campo de juego y vamos a elegir no a una persona sino a un equipo que sea honrado, inteligente para saber hacer el bienestar social y con valores que desde hace décadas los han distinguido por su compromiso con la democracia.

Tu publicidad aqui

En 1938, el gobierno alemán expulsó a miles de judíos con ciudadanía polaca que vivían en Alemania. Luego la idea fue expulsar a todos los judíos de Europa. En algunos casos, esto incluyó la separación de familias mediante la eliminación de hombres, y la esperanza de que las mujeres y los niños judíos se fueran por su propia voluntad, ahorrándoles a los nazis los gastos y el esfuerzo de la deportación formal. Pero Hitler no alcanzaba los avances que deseaba. Luego, el 30 de enero de 1939, vino el infame discurso de Adolf Hitler al Reichstag, en el que advirtió sobre la “aniquilación de la raza judía en Europa”. Este discurso anunciaba la radicalización de la solución a la “cuestión judía”, y proporcionó una prefiguración del asesinato en masa. Una de las películas antisemitas más notorias, producidas por el Ministerio de Propaganda de la Alemania nazi, fue “Der ewige Jude” (El judío eterno), obra del ministro de propaganda, Joseph Goebbels. En una de las secuencias más notorias de la película, se compara a los judíos con “ratas que transportan el contagio, inundan el continente y devoran recursos preciosos”. Así fue como se empezó a pensar en la “solución final” y se organizó un plan ejecutivo para llevarlo a la práctica. Fue en la Conferencia de Wannsee, organizada por Reinhard Heydrich y Adolf Eichmann, que se llevó a cabo en Berlín el 20 de enero de 1942, donde se coordinó la eliminación a gran escala de los judíos en Europa y, ya de paso, a homosexuales, gitanos, miembros de la resistencia, enemigos del régimen y alguno que otro que cayó por error. Heydrich y las SS dejaron atrás sus fusilamientos masivos y los cambiaron por asesinatos a escala industrial, en las cámaras de gases. Este suceso culminó con el Holocausto, el acto más monstruoso en la historia humana. Hoy, en el primer campo de concentración nazi, abierto en Dachau en 1933, se puede encontrar un enorme letrero que dice “Nunca más”, una especie de advertencia escalofriante para las generaciones futuras para que eso no volviera a suceder. Sin embargo, aquí estamos con un TRUMP, diciendo que su política antiinmigrante busca evitar que los Estados Unidos se conviertan en un espejo de Europa, específicamente Alemania, donde, como él mismo ha dicho, los inmigrantes están elevando la tasa de criminalidad. TRUMP advirtió que iba con todo en contra de los inmigrantes ilegales, y que los hijos que acompañaran a sus padres iban a ser separados de ellos. Lo dijo no en discurso como Hitler, sino en mensaje igual de infame que publicó en Twitter, diciendo que los inmigrantes “infestarán” a los Estados Unidos. “¿Por qué están estos inmigrantes aquí? ¿Por qué no respetan nuestras fronteras? ¡Si no tienes fronteras, no tienes un país!”, escribió TRUMP. Algunos dicen que los paralelos del Holocausto son imposibles de ignorar. Otros aseguran que tales analogías son peligrosas. Pero la orden ejecutiva de TRUMP ha provocado que más de 2 mil 300 niños fueran separados de sus familias en la frontera del 5 de mayo al 9 de junio, según el Departamento de Seguridad Nacional. La avalancha de imágenes y una grabación de audio detallan el horror de los niños arrancados de sus padres. Niños en jaulas, criminalizados por acompañar a sus padres que huyen de la miseria y el terror en sus países. Pero esto no es nuevo. En Estados Unidos, el país de las libertades, la separación de las familias tiene profundas raíces tenebrosas. Hace 200 años los niños negros esclavizados se vendían rutinariamente por separado de sus padres. Pero lo de ahora se convirtió en un tsunami mediático para TRUMP, pero él respondió que todo se trataba de fake news, ataques injustos a su política de “tolerancia cero” y que las televisoras hacían llorar a los niños para que así aparecieran en los noticieros. Mientras tanto nosotros, cerrando los ojos y en silencio, evadimos y transferimos la culpa a los más vulnerables de nuestra sociedad: los migrantes. Así que quienes crean que los dichos del presidente TRUMP, de que los inmigrantes ilegales “infestan” a su país y comparar eso con el nazismo es injusto y exagerado, les digo que la única diferencia entre la política de inmigración de TRUMP con el Holocausto es el genocidio… por ahora. @marcosduranf

En alguna parte lo leí —con lo cual quiero reconocer la autoría de la frase en alguien más— pero ya no recuerdo en dónde: los Estados Unidos son el único imperio de la historia de la humanidad en transitar de la génesis a la decadencia, sin pasar por el esplendor. La frase no es del todo justa, desde luego, pero retrata de manera más o menos adecuada la situación actual del vecino país del norte, al menos desde el momento en el cual comenzó a ser gobernado por un individuo cuyas credenciales le acreditan, cuando mucho, como un troglodita. La síntesis apretada de sus desatinos ha sido condensada en la magnífica portada de la revista Time, correspondiente al número del próximo 2 de julio, en la cual se contiene una pieza de humor negro digna de la inmortalidad: la frase “welcome to America” enmarca un fotomontaje en el cual se aprecia a una pequeña —llorando— que parece ver a Donald TRUMP mientras éste le devuelve una mirada probablemente condescendiente pero inhumana. La imagen de la niña es real: corresponde a la de una pequeña, de apenas dos años de edad, mientras observaba la detención de su madre —de origen hondureño— en la fronteriza ciudad de McAllen, Texas. La estampa fue capturada por el fotógrafo John Moore, quien ha cubierto largamente los operativos de la Patrulla Fronteriza en la línea divisoria entre México y los Estados Unidos. La de TRUMP también lo es, desde luego, pero la composición gráfica constituye un recurso editorial de los directivos de Time para retratar a una administración cuya política exterior se ubica de espaldas a cualquier sentido mínimamente humanitario. La imagen pretende llamar la atención respecto de una de las noticias más relevantes de los últimos días: la traducción material de la política de “tolerancia cero”, dictada por el presidente de los Estados Unidos, según la cual los inmigrantes ilegales son criminales y, por tanto, deben ser procesados en las cortes de los Estados Unidos. Pero si los inmigrantes ilegales son delincuentes, entonces deben ser arrestados y conducidos a prisión. El problema surge cuando esos “delincuentes” vienen acompañados de menores de edad, a quienes no puede arrestárseles pues no son imputables por conductas delictivas. La solución “humanitaria” descubierta por la administración TRUMP fue la de separar a los adultos de sus hijos y conducir a estos últimos a instalaciones en las cuales fueran “resguardados”, a la espera de una definición respecto del futuro de sus progenitores. Y mientras no estuvieron disponibles las imágenes de los postmodernos “campos de concentración” de TRUMP, la fórmula pareció funcionar… siempre y cuando se entienda por “funcionar”, el hecho de servir de presión política a los integrantes demócratas del Congreso de los Estados Unidos, quienes se niegan a otorgar su voto a las propuestas de la Casa Blanca para modificar las leyes migratorias de dicho país. Pero en cuanto las imágenes de las jaulas le dieron la vuelta al mundo, la condena generalizada cayó sobre el principal inquilino de la Casa Blanca y ello le obligó a cesar en el proceso de separación de familias y a ordenar la reunificación de aquellas a las cuales ya había afectado la medida. Un triunfo de la política, dirán algunos. Probablemente, pero esa no es la lectura más importante del episodio. La más relevante es la relacionada con la evaluación moral de una medida como la descrita, dictada por parte el gobierno de un país cuya aspiración es ser considerado el faro más reluciente de la libertad en el planeta. Para muchos, lo sé, Estados Unidos está muy lejos de ser tal cosa y apenas califica en la categoría de imperio postmoderno cuyo presidente aspira a ser considerado un ser omnipotente. Para esos mismos, lo ocurrido en los últimos días demuestra cómo el “imperio norteamericano” se encuentra en su etapa decadente, pues quienes le gobiernan se revelan incapaces de asumir su posición de superioridad como una responsabilidad y lo hacen más bien plantándose frente al mundo como individuos dotados de la posibilidad de asumir cualquier decisión respecto de su propia soberanía. Mucho de emperador tiene TRUMP en su conducta. Y, sin duda alguna, sus actos lo relevan como un emisario de la decadencia, es decir, como alguien lejano a cualquier intento de llevar a la comunidad a la cual encabeza hacia el esplendor. El diagnóstico, por supuesto, sirve de poco para regodearnos en la aparente “tragedia” del pueblo norteamericano y de mucho para preocuparnos por nuestro futuro. Y esto es así porque, antes de causarse daño a sí mismo, el “emperador decadente” nos perjudicará seriamente con sus actos. No nos alegremos pues por la decadencia del “imperio estadounidense”, sino más bien preparémonos a resistir las consecuencias de ser sus vecinos. ¡Feliz fin de semana! @sibaja3 carredondo@vanguardia.com.mx

Don Carmelino Patané, senescente caballero, cortejaba con discreción a Himenia Camafría, madura señorita soltera. La visitaba todos los jueves en la tarde, y la enamoraba recitándole versos de Amado Nervo y Manuel Gutiérrez Nájera y tocándole en su tuba melodías como “Las verdolagas”, minué; “Soy colibrí que liba de tus mieles”, chotis, y “Libélulas en el jardín”, vals lento. La señorita Himenia se desesperaba, pues eso era lo único que don Carmelino le tocaba. Usualmente le ofrecía al buen señor una copita de vermú, rompope o rosolí, pero esa tarde decidió darle algo de más sustancia y entidad, a ver si se animaba. Le sirvió un caballito de tequila. El visitante dijo: “Tendrá que perdonarme, amiga mía, pero no acostumbro tomar esta clase de bebidas. La ingestión de licores aborígenes –tequila, mezcal, sotol, tesgüino, bacanora, colonche, marrascapache o chínguere– me subleva los rijos de la carne. Estamos solos; la ocasión se presta, y temo atentar contra su castidad. Disculpe por lo tanto que me abstenga de disfrutar ese caballito de tequila que me sirve”. “Tal cosa me ha dicho –se alegró la señorita Himenia–. Le serviré entonces un vaso jaibolero”… “No tengo amigos pendejos –solía decir Poncho Galán, inolvidable amigo– porque eso se pega”. Ninguno de los cercanos colaboradores de Melanie TRUMP –a ellos, no a la señora, va dirigida esta invectiva– se atrevió a decirle que era un supino error llevar una prenda de vestir con la leyenda “I really don’t care. Do U?” (“A mí realmente no me importa. ¿Te importa a ti?”) cuando se va a visitar un centro donde están recluidos niños migrantes que han sido separados de sus padres. A la crueldad y estupidez de TRUMP se añade la inconsciencia de quienes lo rodean. El yerro enorme de haberse puesto una prenda así ese día, y de que nadie le haya advertido a la señora los riesgos de llevarla, es una evidencia más que muestra la baja calidad moral e intelectual del régimen encabezada por ese hombre indigno no sólo de ser  Presidente de su país, sino incluso de ser. Esto que acabo de decir es una desmesura. Nadie debería juzgar acerca de la existencia de otro, sea quien sea ese otro. Pero incluso la idiotez y la maldad han de tener un límite. En este caso, y en todos los de TRUMP, no se advierte tal limitación… El toro semental de don Poseidón había visto pasar sus días mejores, y las vacas del establo extrañaban sus antiguos bríos, su empuje y su vigor. Sobre todo su empuje. Así, el granjero decidió comprar un nuevo toro, y adquirió uno que estaba en plena juventud. Tan pronto entró al corral, el recién llegado hizo una cabal demostración de su capacidad en tres o cuatro vacas. Al ver eso el viejo semental empezó a rascar el suelo con las patas delanteras, a bufar, bramar y baladrar, al tiempo que rascaba furiosamente el suelo con las patas delanteras. Le preguntó una de las vaquillas: “¿Para qué haces eso? No puedes contra ese toro joven”. “Ya lo sé –respondió el veterano-. Pero quiero que vea que no soy una vaca”… Pepito le contó a su mamá: “Ahora que no estabas en la casa mi papi entró en el cuarto de la criada. Me asomé por la cerradura y vi que le estaba haciendo…”. “Ya no sigas –lo interrumpió la señora-. Continuarás la historia en la cena, cuando esté tu padre”. Esa noche la mujer, viendo con sonrisa siniestra a su marido, le preguntó al chiquillo: “¿Cómo era esa historia que me estabas contando hoy en la mañana?”. Respondió Pepito: “Vi a mi papi entrar en el cuarto de la criada y hacerle lo mismo que te hace a ti el vecino cuando él no está en la casa”… FIN.

Pese a políticas restrictivas de TRUMP, mexicanos y centroamericanos siguen llegando junto con sus hijos a Tijuana en busca de cruzar a EU.

Tu publicidad aqui
Tu publicidad aqui
Tu publicidad aqui
Tu publicidad aqui

 

Hoy Noticia es un directorio de noticias cuya información es generada por diversos medios de comunicación, mostrando únicamente una breve descripción del contenido con su link de referencia al portal de su autoría, respetando así cada uno de los créditos correspondientes con la información que aquí se muestra.

Hoy Noticia, NO es autor, NI responsable de los contenidos de este portal.